«Emergencia» en la prensa argentina: el reclamo por aumento salarial y derechos laborales que une a periodistas

0
61
En una inédita campaña, trabajadores de decenas de los principales medios del país exigieron a las empresas el cumplimiento del pago del aguinaldo y otras prestaciones.

 

La prensa argentina se encuentra en estado de emergencia por la precarización laboral. Bajo esa premisa, cientos de periodistas y trabajadores de medios de comunicación realizaron esta semana una campaña para denunciar los abusos de las empresas y exigir mejoras, tanto salariales como en sus condiciones de trabajo en general.

Las y los delegados sindicales de las redacciones subrayaron la paradoja de que el periodismo haya sido considerado una actividad esencial en el marco de la pandemia de coronavirus, pero ello no ha logrado evitar despidos injustificados y cierres de medios, ni ha impulsado la apertura de «paritarias», como se denominan en Argentina las negociaciones anuales de actualización contractual e incrementos de sueldos, ni tampoco ha habido mejoras para trabajar desde los hogares.

Como parte de la campaña para denunciar los maltratos laborales por parte de las empresas, periodistas de una veintena de medios, afiliados tanto al Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba) como a la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (Fatpren), editaron sus propias portadas alternativas con denuncias específicas y las publicaron en las redes sociales.

«Emergencia laboral en medios», señaló por ejemplo una versión de la tapa electrónica del diario Clarín, parte del conglomerado multimedia más importante del país, que fue diseñada por sus propios trabajadores en el marco de las protestas.

«El debate sobre la libertad de expresión llegó al Congreso. Pero en las redacciones, ahora con los periodistas desde sus casas, la discusión pasa por otro lado. Trabajadores de prensa de todo el país denuncian la crisis del sector y exigen la apertura de paritarias. En la pandemia, su oficio está entre los esenciales, pero el 42 % cobra por debajo de la línea de pobreza«, se agregó allí.

En otra de las «noticias», los trabajadores denunciaron que Clarín les paga salarios en cuotas, con «errores» que impiden que reciban sus ingresos completos, y que no cubre los gastos que conlleva el trabajar desde casa durante la cuarentena.

Los reclamos se replicaron en las portadas realizadas por delegados gremiales de otros medios del Grupo Clarín, como la revista cultural Ñ, el diario deportivo Olé y el semanario Viva.

Periodismo precarizado

En La Nación, en tanto, denunciaron que hace cuatro meses que la empresa no cumple con el pago del servicio de comedor, que es parte del sueldo, y que equivale a cinco mil pesos (alrededor de 50 dólares).

«El Sipreba llevó a cabo medidas de fuerza por paritarias», «Emergencia laboral en prensa», «Aseguran que sin democratización de la pauta oficial no hay pluralidad de voces«, fueron otros de los titulares.

En el portal Infobae, las y los trabajadores denunciaron que los sueldos están por debajo de la canasta básica de alimentos y que sólo les han aumentado 15 % en un año, pese a que la inflación superó el 50 %.

Además, explicaron que las y los redactores trabajan en sus casas con sus propias computadoras,  auriculares, grabadoras, sillas y escritorios no aptos para escribir, ya que la empresa no les provee ningún tipo de soporte.

Desde el diario Página 12 señalaron la urgencia de una recomposición salarial en la que debe participar el Sipreba, así como la necesidad de regular el teletrabajo. Por otra parte, alertaron que el Grupo Octubre, al que pertenece el periódico, anuncia expansiones, pero a costa de la aplicación de sueldos congelados y de pasantías no remuneradas.

«Porque las patronales de prensa siempre pueden caer más bajo, a estos números vergonzosos le agregan pago desdoblado de salarios y no pago de obras sociales», plantearon por su parte los trabajadores del diario Perfil, quienes están en plena lucha para que la empresa les pague el aguinaldo, que pretende darles en cuotas, la primera de ellas a partir del año próximo.

«El virus es Perfil», fue el lema que usaron para explicar que la empresa se excusa en la parálisis general de la economía, provocada por la pandemia, para evadir el pago de aguinaldo, aunque en realidad es un derecho que viene violando desde hace cinco años.

A la campaña se sumaron gremios de otros medios, como los canales El Trece y Telefé, los estatales Canal 7 y Agencia Télam, los diarios Popular, El Cronista, Ámbito Financiero y Tiempo Argentino, entre otros.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here