El sacerdote José Venancio Boror Uz, fue remitido al Juzgado Décimo de Paz de San Salvador, en donde fue acusado formalmente por la Fiscalía General de la República (FGR) por presuntamente agredir sexualmente a una niña de seis años perteneciente a la misma iglesia que el religioso.

De acuerdo con las investigaciones, el sacerdote abusaba de la niña en la parroquia Nuestra Señora de Lourdes, ubicada en el barrio Lourdes de San Salvador, durante los ensayos a la que la menor asistía sin supervisión de sus padres.

Belma Rivas, abogada del imputado, aseguró que mostrará ante el juzgado que su cliente es inocente. Además dijo que no les han permitido saber quién es la víctima.

Asimismo, Rivas dijo que su cliente sufre de hipertensión y que ayer fue evaluado por medicina legal. Afirmó que su cliente ha sido acusado injustamente y que han recolectado firmas de feligreses para apoyarlo.

La abogada defensora también reaccionó ante las disculpas que el Arzobispo de San Salvador dio el día de ayer, y dijo que con dicha acción, se estaba aceptando que su cliente había cometido el delito, lo cual rechazó rotundamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here