Alerta de spoilers: La mención de un narcotraficante en «La Casa de Papel 3» que se hizo viral

Después de dictarse la sentencia de cadena perpetua de más 30 años de prisión para Joaquín «El Chapo» Guzmán, su nombre sigue acaparando titulares no solo porque su defensa presentó el recurso de apelación, ahora lo ha hecho, por la «presencia» del capo mexicano en la serie La Casa de Papel.

En la tercera parte de la producción de Netflix, que se estrenó a nivel mundial el fin de semana, la banda de atracadores comandada por «El Profesor» vuelve para rescatar a uno de los suyos, y desarrollan un nuevo plan para robar las reservas de oro del Banco de España.

  • Recomendamos que si no se ha visto la temporada, se lea hasta aquí, pues contiene detalles de los últimos episodios de la tercera parte.

Como parte de uno de los planes de la banda que se caracteriza por trajes rojos y máscaras de Dalí, fingieron una fuga, que fue seguida a través de GPS y audio por la policía.

«Río», «Helsinki», «Nairobi», «Palermo», «Tokio» y «Estocolmo» fingen que construyeron un túnel hasta llegar a una galería cubierta de agua. Con el sonido y con el movimiento del GPS, hicieron creer a la policía que estaban escapando a través de túneles.

En la carpa donde está la policía, el inspector se sorprende y dice: «¡Que se están marchando!». En ese momento, la voz del «Profesor» adelanta: «Y solo podrán pensar una cosa porque hay un precedente muy claro. Y no les va a gustar»…

«Es el modus operandi del Chapo Guzmán, ¡la fuga de la cárcel del Altiplano!», dijo un policía al momento en el que la policía entra en tensión por la inminente huida de los atracadores.

En redes sociales, esto provocó comentarios que unieron los nombres de «El Chapo» con La Casa de Papel, pues varios internautas se sorprendieron de la presencia del capo mexicano en la historia española que ya tiene fans en todo el mundo.

El «precedente muy claro» al que se refería el «Profesor» fue la histórica fuga de Guzmán Loera el 11 de julio de 2015, cuando escapó del Penal Federal del Altiplano por un túnel de 170×70 centímetros y más de 1.500 metros de longitud, que conectaba desde el baño de su celda.

Medio año después fue recapturado y llevado nuevamente al Penal del Altiplano en Almoloya de Juárez, en el Estado de México. Según Eduardo Guerrero Durán, asesor penitenciario de Nuevo León, «El Chapo» planeaba escapar una tercera vez en otro túnel.

El segundo túnel encargado por el narcotraficante fue detectado en la periferia del penal federal, por lo que las autoridades decidieron trasladarlo al penal de Ciudad Juárez, Chihuahua.

El tema del segundo túnel salió a la luz durante el llamado juicio del siglo, cuando Dámaso López Núñez, «El Licenciado», confesó en la Corte de Brooklyn que cuando «su compadre» volvió a ser detenido en enero de 2016, fue contactado por Emma Coronel, esposa del narcotraficante, «para decirme que mi compadre se quería fugar otra vez, que si lo ayudaba de vuelta».

Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias «El Chapo», fue acusado de ser el líder de una empresa criminal continua, de conspirar para introducir toneladas de droga a los Estados Unidos, de utilizar armas con violencia y de lavado de dinero.

La defensa del narcotraficante asegura que no tuvo un juicio justo; el abogado de Guzmán Loera aseguró que los testigos mintieron deliberadamente para obtener beneficios en sus condenas o no pisar la cárcel.

Antes de que se impusiera su condena, Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, de 62 años, tuvo derecho a hablar, y aprovechó para denunciar las condiciones de confinamiento que tuvo en Estados Unidos desde que fue extraditado.

«El gobierno de los Estados Unidos me enviará a una prisión (ADX Florence en Colorado) donde nunca volverán a escuchar mi nombre. Aprovecharé esta oportunidad para decir que aquí no hubo justicia», enfatizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here