La agencia de calificación de riesgo, Fitch Ratings, inició ayer una serie de reuniones con diferentes instituciones del Gobierno de la República para confirmar que en El Salvador hay confianza y un buen clima de inversión, dos factores determinantes que han permitido, en los primeros ochos meses de la gestión de Nayib Bukele, mejorar la economía nacional y la relación con el sector privado local e internacional, gracias a los excelentes resultados del Plan Control Territorial.

En el primer encuentro, donde participaron funcionarios como la comisionada presidencial de Operaciones y Gabinete de Gobierno, Carolina Recinos; el ministro de Hacienda, Nelson Fuentes y la ministra de Economía, María Luisa Hayem, entre otros, Fitch Ratings reiteró que a nivel internacional la imagen del país ha cambiado, no solo ante los organismos internacionales, sino que también ante los inversionistas que ven en el país un buen destino para sus proyectos estratégicos.

“Hemos visto mejoras desde que llegó este Gobierno el año pasado, por ejemplo, sorprendió como se aprobó el Presupuesto 2020 a pesar de que el Presidente Bukele no tiene bancada legislativa en el Congreso, son signos que dan confianza”, dijo Richard Francis, director de calificaciones soberanas de Fitch Ratings.

Por su parte, Recinos recordó que hay una “relación estrecha” con la empresa privada, además de un diálogo constante. Ejemplificó que entre junio de 2019 y enero pasado se han entregado 807 permisos para la ejecución de diferentes proyectos, lo que significa $1,036 millones más para la economía nacional en proyectos de energía, turismo, agroindustria, aviación y logística, entre otros.

“El Gobierno de Nayib Bukele no tiene problemas ideológicos, es una administración con apertura porque lo que busca es el interés de todos los salvadoreños y por eso hemos extendido la mano a todos los sectores, ya que la apuesta es clara: crecimiento económico y bienestar social», confirmó la comisionada, ante los delegados de la calificadora Fitch.

Recinos recordó que los hechos del pasado domingo son parte de la dinámica política del país, a raíz de la negativa de un sector legislativo de aprobar la autorización para firmar el contrato de préstamo de los $109 millones para la Fase Tres del Plan Control Territorial, la política gubernamental de seguridad pública que ha dado resultados históricos.

Un ejemplo es enero, el mes con menos homicidios desde la firma de los Acuerdos de Paz (un promedio de 3.8) y la recuperación de territorios que antes eran dominados por pandillas y donde prevalecía la extorsión, la falta de convivencia y la inseguridad cotidiana.

“Nosotros hemos creado confianza y buen clima de inversión porque desde que iniciamos la apuesta es la seguridad pública con resultados categóricos y estratégicos; por ello, lo que vivimos el domingo es solo una coyuntura política, el apoyo que tiene el Presidente Bukele y su capital político es muy grande, vamos a salir de esto con desafíos y logros claros en materia de gobernanza y entendimiento con todos los partidos”, subrayó Recinos ante Fitch Ratings.

Por otra parte, funcionarios del Gobierno se reunieron a finales de la tarde con el cuerpo diplomático y representantes de misiones y organismos internacionales acreditados en el país, para exponerles los esfuerzos de la administración del Presidente Bukele, para superar los diferentes problemas que enfrenta El Salvador y las decisiones que se están tomando en tal sentido.

En este sentido los funcionarios y los embajadores reiteraron la confianza y el buen clima de inversión que hay en el país, por lo que aplaudieron que el Gobierno continúe ejecutando con normalidad sus funciones Constitucionales.

«Para pelear se necesitan dos y nosotros no estamos en esa la línea. Hay que dar ese paso, podemos convocar al diálogo y la negociación, creo que son todas las fuerzas políticas las que deben de participar, un acuerdo amplio y de importante consenso», planteó Recinos.

Así, los funcionarios expusieron ante los diplomáticos, el impase que se ha generado con la oposición legislativa para respaldar el crédito de $109 millones, pero sostuvieron la disposición del Presidente Bukele de seguir conversando con los partidos de oposición para fortalecer la confianza empresarial y del inversionista salvadoreño y extranjero, que no se ha debilitado.

Por último, el secretario Castro confirmó que el Gobierno ha invitado a la Asamblea Legislativa a seguir dialogando para resolver las diferencias de visión existentes entre ambas partes respecto al crédito, algo que no altera la dinámica del Órgano Ejecutivo a favor del desarrollo económico y social de los salvadoreños a corto plazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here