Caravanas de migrantes salvadoreños

Unos 198 salvadoreños salieron del país en la cuarta caravana de migrantes el domingo 18 de noviembre por la frontera de la Hachadura, en Ahuachapán. Se concentraron en la plaza Salvador del Mundo y se fueron caminando, con las tres caravanas anteriores que empezaron a salir el 28 de octubre, ya son más de 2500 salvadoreños que huyen del país, por problemas económicos, violencias en sus comunidades y por sufrir amenazas por grupos delictivos.

En materia de Derecho Interno, las personas tiene derecho de circular, de entrar y salir de cualquier país, siempre que porten sus documentos de identidad, por ejemplo en Guatemala, Hondura, Nicaragua y El Salvador, solo se pide el DUI o Cédula en las fronteras de estos países que forman el denominado CA-4, al contrario de México y Estados Unidos que piden permiso de trabajo o un visado. En el caso de EE. UU., es más complicado, está el pago del trámite por $160, dicho pago no garantiza que te den la visa; cuando normalmente las personas migrantes o mojados que salen del país rumbo al norte en grupos pequeños pagan al “coyote” alrededor de 7 mil dólares para que los lleve hasta la ciudad elegida, según un reportaje del periódico digital El Faro, “los coyotes del norte están aumentando las cuotas por Trump” a 8 mil dólares, del 9 de febrero 2017.

Veamos el Derecho Internacional, se consagran el derecho humano a emigrar que está garantizado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (DUDH), en su artículo 13 “toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.

Toda persona tiene derecho de salir de cualquier país, incluso del propio y a regresar a su país.” También las personas migrantes tienen derecho al refugio y al asilo, también garantizado en el artículo 14 de la DUDH. “En caso de percusión toda persona, tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él, en cualquier país”. Está bien la Convención internacional de los trabajadores migrantes que da un marco jurídico mínimo, sobre las condiciones laborales de los trabajadores migratorios que incluso son víctimas de redes de tráfico de personas.

Hablemos de las Causas de la Migración externa, uno de los principales motivos por los que la gente se va de su país de origen es porque han recibido amenazas de los grupos delictivos o comúnmente llamadas maras, o pandillas, esto ha sido denominado desplazamiento forzado por violencia según el “Informe Mundial sobre Desplazamiento Interno” (GRID 2018), publicado por el “Observatorio de Desplazamiento Interno” (IDMC).

El estudio indica que el 2017, El Salvador se convirtió en el país mas afectados por nuevos desplazamientos forzados atribuidos a la violencia criminal, con 296 mil nuevos desplazados por la delincuencia, que incluye homicidios, amenazas y extorsiones por crimen organizado o pandillas, en El Salvador la Asociación Cristosal que estudia este fenómeno del desplazamiento forzado es socio miembro del IDMC.

Otra causa de la migración es la desintegración familiar, en nuestro país, hay muchas familias, donde los jóvenes viven, ya sea solo con el papá, o solo con la mamá, en el mejor de los casos, otros, que solos viven con tíos, u otros familiares.

Según la última encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples de la DIGESTYC, hay 148 mil 564 niños que viven sin sus progenitores porque estos han decidido migrar, el 38 % de la niñez salvadoreña vive en situación de abandono, por eso están en riesgo de calle, y los expone a ser víctimas de abusos y agresiones sexuales.

Generalmente los menores de edad en situación de abandono, viven en primer lugar con los abuelos, en segundo lugar con los tíos, en tercer lugar con un familiar cercano y en cuarto lugar, lamentablemente son abandonados y los dejan a cuidado de algún vecino.

Otra causa es la violencia de las pandillas, El Salvador, junto a Guatemala y Honduras, se ha convertido en la región más violenta del mundo y presenta un acelerado crecimiento de violencia y criminalidad.

Hablemos de la consecuencias de la migración, hablemos del camino y la ruta del migrante. Hoy, con el auge de las caravanas, que empezaron en Honduras, después siguieron desde El Salvador. Hasta la fecha, ya van 4 caravanas de salvadoreños rumbo a los EE. UU., van en mayor número, para que el camino sea menos peligroso, la parte con más riesgos de la ruta es atravesar México a pie, donde las personas están expuestas a robos, extorsiones, tráfico de personas, violaciones de derechos humanos e incluso pueden encontrar la muerte.

Al llegar a México se suben a un tren de carga llamado “la Bestia”. En esta ruta las personas más vulnerables son las mujeres que pueden sufrir múltiples violaciones sexuales o pueden ser secuestradas por los carteles de droga, para trata de personas y mercados sexuales, cabe mencionar que los niños que viajan solos también son los que más sufren.

En conclusión las personas que migran todos los días de este país, que son tanto hombres como mujeres, de todas las edades, se van porque aquí en El Salvador no encuentran oportunidades de estudio, de empleo digno. Aquí reina la informalidad, empleos informales o mal pagados como las maquilas por un salario de hambre, Las personas buscan mejores oportunidades de empleo, aquí se viven asfixiado por los altos costo de la vida, de la canasta básica, buscan un mejor bienestar de vidas para ellos y sus familias.


 

Redacción: Marco Tulio Cardona Conde

Estudiante de licenciatura en Ciencias Jurídicas de la UCA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here