El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció este viernes que está analizando la posibilidad de enviar al Ejército para colaborar en las tareas de extinción del fuego en la Amazonia, que registra incendios desde hace casi 20 días.

Así, en medio de las críticas que provienen desde distintas partes del mundo por la aparente inacción del Ejecutivo mientras buena parte de la región selvática se quema, el mandatario aseguró: «Haremos lo que esté a nuestro alcance».

De esta forma, Bolsonaro está considerando impulsar una operación de garantía y orden, que se puede utilizar cuando las fuerzas de seguridad tradicionales están agotadas. Para ello, se requiere la aprobación del jefe de Estado.

Por otro lado, el líder del Partido Social Liberal (PSL) manifestó que dio instrucciones a sus funcionarios para tomar «las medidas necesarias en la lucha contra los focos de incendio en la región de la Amazonia, con el fin de preservar y defender la flora, un patrimonio nacional».

Se quema el «pulmón del planeta»

Según el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) de Brasil, los focos de incendio en el ‘Gigante de Sudamérica’ crecieron un 85 % este año, si se lo compara con el 2018, y más de la mitad se concentran en el Amazonas.

Solo entre enero y el 22 de agosto del 2019 se registraron 76.720 puntos calientes, la cifra más alta en los últimos siete años. En concreto, cinco estados están padeciendo un aumento en estos índices: Mato Grosso (260 %), Rondonia (198 %), Pará (188 %), Acre 176 % y Río de Janeiro (173 %).

Bolsonaro insiste en culpar a las ONG

Este jueves, el presidente brasilero expresó públicamente que hay «pruebas muy sólidas de que las ONG están detrás de la quema». Si bien aclaró que no se trata de una acusación, sostuvo que existe una «sospecha», sin dar mayores detalles.

A su vez, el día anterior ya había insinuado que aquellas organizaciones no gubernamentales podrían estar implicadas en los incendios para perjudicar a su Gobierno, ya que el Ejecutivo habría recortado los aportes económicos: «Nosotros retiramos el dinero a las ONG, el 40 % iba para ellas. Ya no tienen más. De modo que esas personas están sintiendo la falta de dinero», dijo al salir del Palacio de Alvorada —casa presidencial—, en la ciudad de Brasilia.

Sin embargo, según el INPE, el número de incendios registrados hasta ahora en la selva amazónica ya es un 60% más alto que en los tres años anteriores. «El pico tiene relación con la deforestación y no con una temporada seca más fuerte como se podría suponer», apunta. La organización afirma que en este 2019 la temporada seca ha sido menos severa que años anteriores y, sin embargo, el número de incendios se ha multiplicado.

Manifestaciones en las embajadas de Brasil

Con el lema «SOS Amazonia. Nuestra casa está en llamas», el grupo internacional Juventud por el Clima propuso realizar protestas este viernes frente a las embajadas de Brasil en distintos países. Una de las primeras convocatorias se realizó en Madrid (España) al mediodía, donde unas 200 personas repudiaron al mandatario sudamericano: «No es fuego, es capitalismo», «Bolsonaro dimisión«, o «sin Amazonia no hay futuro», fueron algunas de las consignas coreadas.

Está previsto que la jornada de manifestaciones continúe en el resto del mundo. Por ejemplo, en Buenos Aires(Argentina), aquella agrupación —también conocida como ‘Fridays For Future’— planifica una movilización frente a la sede diplomática del país vecino a las 16 (hora local), pero también habrá actividades en las provincias de Santa Fe, Neuquén, Entre Ríos y Córdoba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here