El expresidente de la República, Mauricio Funes, aseguró que el caso de Alejandro Muyshondt fue montado por el ministro de justicia Rogelio Rivas, el director de Centros Penales Osiris Luna, el secretario de Prensa de Casa Presidencial, Ernesto Sanabria y Peter Dumas, quien dirige la Oficina de Inteligencia de Estado (OIE).

«Tengo información que Rogelio Rivas, Osiris Luna, Sanabria y Dumas, montaron el caso contra Alejandro Muyshondt con el propósito de apartarlo del camino. No es extraño que Rogelio Rivas esté pidiendo su cabeza. ¿Qué información maneja Alejandro Muyshondt que los tiene preocupados a todos ellos?», escribió Funes en su cuenta de Twitter.

El pasado viernes, Alejandro Muyshondt fue detenido por la Policía Nacional Civil, luego de protagonizar un altercado donde habría agredido verbalmente a dos mujeres, que, supuestamente, se quedaron sin combustible justo a la entrada de la residencia del funcionario de Presidencia en La Escalón.

Desde un principio, Funes comentó del tema afirmando que lo ocurrido «tenía la firma de Sanabria o Peter Dumas». En ese momento, el exmandatario aseguró que los mencionados no tienen una buena relación con Muyshondt, y, por lo mismo, el montaje sería para «quitar» del camino al asesor de Seguridad.

El asesor de Seguridad del Gobierno, Alejandro Muyshondt, y su escolta, Manuel Calles, fueron exonerados ayer por el Juzgado Décimo de Paz de San Salvador, por los delitos de expresiones de violencia contra la mujer y tenencia ilegal de arma de fuego.

“Se ha resuelto por parte del Juzgado decretar la instrucción en contra de los procesados únicamente por el delito de resistencia. Fue dado un sobreseimiento definitivo por el delito de expresiones de violencia contra la mujer en razón que las victimas mismas manifestaron que no se dieron esas expresiones”, informó el fiscal del caso.

Tanto Muyshondt como Calles continuarán el proceso en libertad únicamente por el delito de resistencia.

Por su parte, la abogada defensora de Muyshondt, Bertha María Deleón señaló que la Fiscalía se “extralimitó” al acusar a sus clientes de agredir verbalmente a las dos víctimas.

“Lamentamos el actuar de la Fiscalía porque obviamente se extralimitó. Expresiones de violencia contra la mujer nunca hubieron. Ambas víctimas dicen no hubo palabras soeces, no hubo ninguna expresión de violencia, a pesar de eso la Fiscalía lo acusó de ese delito”, dijo Deleón..

Agregó que los imputados conciliaron con la parte ofendida por un monto de $2,500 por los daños ocasionados al vehículo .

Asimismo, los imputados lograron demostrar que las armas están en regla, por lo que el tribunal también los exoneró del delito de tenencia ilegal de arma de fuego.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here