Cada día cientos de turistas extranjeros y ciudadanos chinos llegan a Chengdu, hogar de los osos panda gigantes.

Chengdu está ubicada en la provincia de Sichuan, y es una de las ciudades de rápido crecimiento y más verdes de China; por su clima fresco y riqueza natural es hogar de una de las figuras icónicas de esta nación: el oso panda gigante.

Uno de los atractivos de Chengdu es el «Panda Breeding Center», el cual fue inaugurado en 1987, donde los pandas son criados para prevenir la extinción de su especie.

En este centro encontrarás, entre otras cosas, pandas gigantes y pandas rojos. Los pandas pasan 14 horas del día durmiendo y las 10 restantes comiendo; el 90% de su dieta es bambú y el 10% restante son granos o nueces y miel.

Los 196 pandas albergados en este centro son altamente protegidos y cuidados por expertos especializados, donde gozan de buenas condiciones de vida y están siendo preparados para ser liberados en la naturaleza.

Políticas de protección y el récord en el número de nacimientos en cautividad han logrado sacar a esta especie de la lista de las más amenazadas.

Como dato curioso, el 65% del territorio en el que habitan los pandas está protegido y su caza ilegal está tipificada como un crimen que, en los casos más graves, se castiga incluso con la muerte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here