Este 20 de junio, se conmemora la tragedia del incendio del microbús en el municipio de Mejicanos en San Salvador, en el que murieron 17 pasajeros calcinados por miembros de la pandilla barrio 18.

El incidente se dio en el 2010, la noche del 20 de junio, en la que miembros de la pandilla, atacaron a los pasajeros del autobús de la ruta 47, incendiándolos y evitando que escaparan disparándoles mientras veían arder a todos.

Según lo reportado, el hecho ocurrió como un acto de venganza contra los miembros de la mara MS-13, el cual es considerado el más sangriento de las pandillas, debido a la crueldad con la que atacaron a civiles.

Mucho se especuló si el ataque fue un acto planeado o si solo fue un arrebato del momento como se publicó por algunos periodistas, los cuales aseguraron que incluso los perpetradores del hecho fueron castigados por la pandilla por el acto.

En septiembre del 2013, el pandillero Gustavo López, fue condenado a 66 años de prisión por ser el actor intelectual de la masacre, mientras que Carlos Alvarado, uno de los responsables de incendiar la unidad de transporte, fue condenado a 410 años, en marzo del 2016.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí