La tendencia general de disminución de posesiones de bonos del Departamento del Tesoro de EE.UU. por parte de China muestra que Pekín quiere reducir la dependencia del dólar, luego de que Washington haya demostrado que puede congelar las reservas en dólares de otros países, como ha hecho con Rusia, informa Nikkei Asia.

Citando los datos oficiales, el medio afirma que las tenencias del gigante asiático eran de 970.000 millones de dólares a finales de julio del 2022, lo que supone un descenso del 9% en comparación con finales del año pasado. Además, las inversiones han seguido una tendencia a la baja desde el 2018, y solo en la primera mitad del 2022 se han reducido en 100.000 millones de dólares.

Al mismo tiempo, se informa que el descenso de las inversiones en bonos por parte de China coincidió con un aumento de sus tenencias en los llamados paraísos fiscales: las Islas Caimán y las Bermudas, con 38.500 y de 7.000 millones de dólares respectivamente.

Estas acciones de Pekín muestran que la tendencia general tiene un carácter constante, a pesar de que la cifra registrada en julio supone un pequeño aumento en comparación con junio, cuando fueron de 967.800 millones de dólares, alcanzando su nivel más bajo de participación en la deuda estadounidense desde mayo del 2010.

Así, Nikkei Asia sugiere que este enfoque de las autoridades chinas podría ser un intento de proteger sus activos de las posibles sanciones que EE.UU. impondría contra el país asiático en medio de las crecientes tensiones en torno a Taiwán, como pasó con las reservas de Rusia, cuando le congelaron más de 300.000 millones de dólares tras el inicio de la operación militar en Ucrania.

Además, se señala que China parece estar sustituyendo parte de sus bonos del Tesoro por oro, ya que sus importaciones de ese metal se duplicaron con creces en agosto, hasta los 10.360 millones de dólares, la mayor suma desde el 2017.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí