El primer ministro de Haití, Ariel Henry, dictó este martes la destitución de del fiscal Bel-Ford Claude, horas después de que el funcionario imputara al jefe de Gobierno por el asesinato del presidente Jovenel Moïse, informó el periódico Gazzette Haití.

La decisión fue adoptada el lunes, pero la carta en la que el mandatario determina el cese del funcionario fue divulgada este martes por el Gobierno.

En dicho documento, Henry argumenta que el despido del fiscal se debe a una supuesta “falta administrativa grave” cometida por parte del funcionario.

El sábado, la Oficina de Protección Ciudadana (OPC) de Haití hizo un llamado a la dimisión de Henry, tras haber sido citado por la justicia como parte de las investigaciones llevadas a cabo sobre el magnicidio contra Moïse, ocurrido el 7 de julio pasado.

El fiscal de Puerto Príncipe Bel-Ford Claude le prohibió a Henry la salida del país, por su presunta vinculación en el asesinato de Moïse, y pidió que se lo investigue como imputado en el caso.

Además, lo citó a la Fiscalía para colaborar con la justicia en el expediente, aunque hasta este martes el jefe de Gobierno no se había presentado.

De acuerdo con el ahora excomisionado, el mismo día del asesinato del mandatario, el primer ministro conversó dos veces durante unos ocho minutos con Joseph Felix Badion, uno de los tres principales sospechosos del magnicidio, después del asesinato, mientras este último se encontraba en las cercanías de la residencia presidencial.

La OPC está indignada y pasmada tras la confirmación de tales datos y pide la dimisión del primer ministro Ariel Henry (…) Debe renunciar sin demora y volver a disposición de la justicia”, aseguró la entidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here