La peor de las noticias. La Delegación del Gobierno español en Canarias informó de que se encontró un cuerpo sin vida, aparentemente de una menor, en la zona donde se buscaba a las niñas desaparecidas en Tenerife.

“Por respeto a la familia y al procedimiento judicial, hay que esperar a lo que determine la autoridad judicial sobre la identificación del cuerpo”, indicó.

Por su parte, la Guardia Civil subrayó que el cuerpo fue hallado por el robot del buque de búsqueda Ángeles Alvariño desplazado a Tenerife para el rastreo del fondo oceánico con motivo de la desaparición de las niñas.

“Los restos han sido trasladados al Instituto Anatómico y Forense en Santa Cruz de Tenerife, donde serán analizados para proceder a la identificación de los mismos”, añadió.

El 27 de abril, Tomás Gimeno, de 37 años, recogió a sus hijas dos hijas Anna y Olivia, de uno y seis años, pero nunca se las entregó a la progenitora de las pequeñas como había acordado.

Beatriz Zimmernann, de 35 años y madre de las niñas, puso una denuncia por desaparición tras recibir una llamada de Gimeno advirtiendo que no les volvería a ver a ninguno de los tres. El hombre envió también varios mensajes telefónicos a otros familiares y allegados despidiéndose.

Las Fuerzas de Seguridad del Estado catalogaron el caso de alto riesgo.

La búsqueda

La Guardia Civil centró la búsqueda en el rastreo del área marítima alrededor de la isla donde Gimeno fue visto por última vez mientras salía al mar con su pequeña embarcación, que fue hallada a la deriva con restos de sangre, pero sin indicios de las pequeñas.

El último descubrimiento esta semana fue una bombona de oxígeno de buceo atada a un edredón que pertenecen a Gimeno hallados por el buque oceanográfico Ángeles Alvariño en el fondo del mar.

Se baraja la posibilidad de que el hombre utilizó la bombona y la manta para lastrar bultos y la búsqueda ha estado centrada en hallar el cinturón de ocho kilos de plomo y el ancla que llevaba Gimeno en la lancha junto al tanque de oxígeno.

Los trabajos de rastreo por parte de los agentes continúan en la zona, a una milla náutica del puerto de Güimar.

“No puedo imaginar el dolor de la madre de las pequeñas Anna y Olivia, desaparecidas en Tenerife, ante la terrible noticia que acabamos de conocer. Mi abrazo, mi cariño y el de toda mi familia, que hoy se solidariza con Beatriz y sus seres queridos”, ha señalado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, también ha expresado su pesar a través de las redes sociales. “No hay palabras para acompañar a Beatriz en estos momentos de terrible dolor. Esta violencia que se ejerce contra las mujeres madres para golpear donde más duele es una cuestión de Estado. Estamos aquí para lo que sea necesario. No más #ViolenciaVicaria”, apuntó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here