La Fiscalía General de Colombia informó este lunes que el número de muertos en el lapso de las protestas antigubernamentales en el país suramericano, que iniciaron el 28 de abril, se elevó a 48.

Sin embargo, en ese reporte de actualización de las jornada ciudadanas de calle, señalan que de esa cifra, solo 20 “guardan relación directa con las manifestaciones”. Esos 20 casos se registraron en Cali (10), Valle del Cauca (4), Cundinamarca (3), Bogotá (1), Cauca (1) y Tolima (1).

Según la institución, 19 de las muertes reportadas “no tienen nexo alguno con las manifestaciones” y las nueve restantes “están en proceso de verificación para conocer las circunstancias de los hechos”.

La Fiscalía también informó que durante las manifestaciones se ha reportado la desaparición de 419 personas, de las cuales se han localizado a 308 y se continúa en la búsqueda de 111.

Sin embargo, señala que a la fecha solo hay en el Sistema Penal Oral Acusatorio (SPOA) de la Fiscalía tres denuncias por presunta desaparición forzada, supuestamente en el marco de las protestas. Se trata de hechos ocurridos el 4 de mayo en Zaragoza y el 18 de mayo en Caldas, en el departamento de Antioquia; y el 20 de mayo en Yumbo, Valle del Cauca.

Al momento, la organización de derechos humanos Temblores, que lleva un registro de las manifestaciones y ha denunciado continuamente la represión por parte de las fuerzas de seguridad del Estado contra los descontentos, no ha actualizado su reporte.

Hasta el pasado viernes 28 de marzo, esta organización contabilizaba 3.405 casos de violencia policial en las protestas, que incluían 43 homicidios, 47 víctimas de agresión en sus ojos, 22 víctimas de violencia sexual y 1.445 detenciones arbitrarias.

También 1.133 casos de violencia física, 648 intervenciones violentas y 175 episodios de disparos de armas de fuego por parte de los uniformados.

13 muertos en una jornada en Cali

Las cifras de muertes podrían ser mayores, puesto que solo el pasado 28 de mayo, Temblores registró 13 muertes en Cali, en un violento día en esa ciudad.

En esa jornada, circularon videos de civiles armados disparando, a plena luz del día y de manera conjunta con los cuerpos de seguridad, contra manifestantes desarmados; al igual que sucedió contra la minga indígena a principios de mayo.

Sobre estos sucesos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó su “condena” e instó al Estado colombiano a “investigar pronta y diligentemente” estos hechos y sancionar a los responsables.

Asimismo, hizo un llamado urgente para fortalecer el diálogo entre todas las partes en conflicto y reiteró su disposición para contribuir en este proceso.

De momento, las protestas antigubernamentales continúan y a la fecha no se ha logrado ningún avance entre el Comité Nacional de Paro y el Gobierno de Iván Duque.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here