El analista de derechos humanos, Benjamín Cuellar, habló está mañana, sobre el clima político actual del país, en donde tocó diferentes puntos como la migración, el conflicto armado y las actuales decisiones que se han llevado a cabo por parte del gobierno.

“La gente que se va tras el sueño americano, es un viaje casi suicida, se va huyendo del infierno, aunque tenga que pasar por el purgatorio para llegar al paraíso”, menciona con referencia a las migraciones.

Según el experto, El Salvador estalló luego de la guerra con Honduras, cuando se cayó el mercado económico centroamericano y la gente que estaba en dicho país regreso regresó al nuestro. “Decir que la guerra fue una farsa es una ofensa para las víctimas”, expresó.

El invitado dijo que es importante democratizar la Constitución, ya que lo poco que se había avanzado en la impunidad, se vino abajo el 1 de mayo.

Explicó que el sistema de justicia tiene dos componentes; la constitucionalidad y la sociedad. “La constitucionalidad debe responder a la sociedad donde existan víctimas y que estas demanden justicia y, a su vez, esta debe responder”.

Para Cuellar, los países normales y decentes tienen peso y contrapeso, y no cree que alguna vez en el país existiera eso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here