Este día el ministro de Seguridad, Gustavo Villatoro, durante una entrevista, aseguró que los disturbios ocurridos el día domingo, en la final de fútbol del Torneo Clausura 2021, se trataron de un error logístico por parte de la Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT).

Según el ministro uno de los buses que transportaba aficionados del FAS, fue estacionado en un lugar equivocado, que había sido asignado al Alianza, por lo que sucedieron las agresiones entre ambas aficiones.

Villatoro aseguró que los sucesos fueron parte de las enseñanzas para la cartera de Estado y a los mismos organizadores del evento.

Según detalló el ministro, la cartera de Seguridad destinó al menos 450 policías en el Estadio Cuscatlán y todos sus alrededores, “a raíz de los incidentes”; y asignó 150 más para lograr que la salida fuera ordenada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here