Desde el pasado 16 de marzo, la familia de la joven Flor María García Valladares, ha buscado la forma de dar con su paradero, después que el esposo de esta, les avisara que no sabía de ella desde las 6:30 de la mañana.

A partir de este momento, la búsqueda de la mujer se llevó a todos los rincones del país, pero no fue sino hasta el pasado viernes 25 de junio, que las autoridades anunciaron la captura de Joel Omar Valle Leiva, esposo de la víctima, como el principal sospechoso de su desaparición; y de su primo Francisco Valle como cómplice necesario del delito.

Las autoridades de seguridad, junto con la Fiscalía General de la República, comenzaron la investigación pertinente, llevándolos a la búsqueda del cuerpo de Flor, desde la noche del lunes 28 de junio, en un botadero, en la finca La Paz, en el Kilómetro 32 de la Carretera Panamericana, en Cojutepeque, Cuscatlán.

El día de ayer se anunció que se había encontrado el cuerpo de la joven madre, por lo que fue trasladado a Medicina Legal, para que se comenzaran los procedimientos necesarios, para saber las causas de su muerte.

Con las pruebas recabadas, el Juzgado Segundo de Paz de Cojutepeque, aceptó la acusación de feminicidio agravado para Joel Valle, por el asesinato de su esposa Flor García.

Este miércoles en horas de la mañana, se llevó a cabo la audiencia inicial en el Juzgado Segundo de Paz de Cojutepeque, en contra de los dos acusados, logrando así la prisión provisional para ambos.

Según lo que se ha logrado saber sobre el caso por parte de las autoridades, el esposo de la víctima habría alertado de su desaparición, al menos, 24 horas después de cometer el crimen, según el director de la Policía Nacional Civil, Mauricio Arriaza Chicas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here