El cambio climático ha puesto en jaque al sector  agropecuario de El Salvador. Cultivos y ganado perdidos por inundaciones o  campos secos por la falta de lluvia son los problemas recurrentes que golpean a  miles de productores que en los últimos años han reportado millonarias pérdidas.  

Datos de la Federación de Hortalizas y Frutas de El Salvador señalan que, en los  primeros siete días de noviembre de 2020, la tormenta Eta dejó afectaciones en  cultivos y estructuras equivalente a $6 millones de dólares.  

Por esta razón, contar con una póliza que cubra la inversión podría disminuir estos  impactos.  

Así, ante estos riesgos climáticos y otras situaciones accidentales, es necesario  tomar acciones que protejan el esfuerzo e inversión que realizan los agricultores, a  fin de reducir las pérdidas, que no solo afectan al propietario, sino también a  muchas familias ligadas al proceso de producción. 

Eduardo Barrientos, gerente general de Unity Willis Towers Watson, considera que  un seguro agrícola o pecuario protege la inversión en casos extremos que podrían  llevar a la quiebra el negocio. “El pago de la póliza es un gasto controlado y  manejable, que permite un manejo financiero saludable y da estabilidad al  negocio a largo plazo”, expresó. 

Por lo anterior, Unity Willis Towers, pone a la disposición del público seguros que se  adaptan a las necesidades del sector agropecuario. 

Seguros agrícolas 

Los seguros agrícolas protegen contra la pérdida real sufrida como resultado del  daño físico directo al cultivo, siempre que esté en un predio asegurado, sea  provocado por un riesgo previsto, ocurra durante el período de la cobertura y bajo  las condiciones establecidas en la póliza. 

El seguro se aplica a cultivos permanentes, por ejemplo, frutales como cítricos,  bananos, plátano, café y otros. 

La unidad asegurable es la planta, por lo que en caso de siniestro la indemnización  se calculará en base a la cantidad de plantas afectadas. 

Los eventos climatológicos asegurables son lluvia, viento, granizo, incendio, helada,  bajas temperaturas, onda cálida, sequía e inundación. 

Es importante mencionar que la póliza no cubre la pérdida por daños provocados  por negligencias, actos dolosos, falta de cuidados requeridos por la plantación,  tampoco robos y hurtos. 

Seguros pecuarios 

Básicamente los seguros pecuarios son un instrumento muy eficaz que permite a los  ganaderos manejar los riesgos a los que está expuesto su ganado. En caso de  siniestro previsto, les permite recuperar el capital, logrando mayor estabilidad  económica e incluso respaldando su solvencia crediticia. 

Este seguro cubre únicamente a los animales contra el riesgo de muerte provocada  por causas expresas y específicas, estas son accidentes, enfermedades y sacrificio  forzoso o sanitario. 

La suma asegurada por animal se le llama “salvamento” y depende del valor  pactado entre el asegurado y la compañía aseguradora, está determinado de  acuerdo con la edad, raza, sexo, función zootécnica, factura de compra-venta o  valúo realizado por un perito en la materia. Este valor unitario se suma dependiendo  del número de cabezas aseguradas. 

En caso de siniestro, se realizan las investigaciones pertinentes a fin de documentar  lo sucedido y poder brindar la cobertura según la póliza contratada. 

Tanto las pólizas agrícolas como las pecuarias tiene variaciones muy específicas  para cada caso, para elegir la que brinda la cobertura apropiada a su empresa  puede acudir al equipo de expertos de Unity Willis Watson El Salvador, quienes lo  ayudarán a evaluar las diferentes opciones de mercado.  

Para más información puede visitar la página web www.unitysetessa.com 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here