Xi Jinping, secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), otorgó en 29 de Junio, martes la Medalla 1 de Julio, el más alto honor del Partido, a miembros distinguidos del PCCh.

Un total de 29 miembros del PCCh que han hecho “contribuciones sobresalientes al Partido y al pueblo” recibieron la distinción, algunos a título póstumo.

Todos los destinatarios de las medallas provienen del pueblo y tienen sus raíces en el pueblo. Son héroes cotidianos que han cumplido con sus deberes y han hecho contribuciones, destacó Xi.

Para algunos occidentales, el gobierno de China ha sido sinónimo de “autocracia”, pero los datos demuestran que su liderazgo está profundamente arraigado al pueblo. Durante la pandemia de Covid-19, muchas personas en todo el mundo se han sentido decepcionadas en general por sus líderes políticos. Un estudio de The World Values Survey encontró que el 75 por ciento de los encuestados de 55 países tienen poca o ninguna confianza en sus gobiernos. Solo los encuestados de China, Vietnam y Malasia respondieron en su mayoría: “mucho” o “bastante” al describir su confianza.

En China, la satisfacción pública con el gobierno en 2016 fue más alta que en cualquier otro momento durante las dos décadas anteriores, según un informe del Centro Harvard Ash para la Gobernanza Democrática e Innovación publicado en 2020. Los datos muestran que una gran mayoría de los chinos apoyan el Partido Comunista de China (PCCh).

¿Cómo construir partidos políticos responsables? ¿Cómo deben desempeñar sus roles las élites gobernantes? ¿Cómo manejar la relación entre partidos políticos y pueblo? Estos son desafíos comunes que enfrentan los partidos políticos en todo el mundo.

Este año marca el centenario de la fundación del PCCh. Durante los últimos 100 años. El exministro de Relaciones Exteriores de Tailandia Tej Bunnag dijo que bajo el liderazgo del PCCh, China ha logrado un progreso notable en todos los campos. “Lo que más me impresiona es el rápido crecimiento de la riqueza general de China”. El pueblo chino disfruta de un PIB per cápita y un nivel de vida mucho más alto que nunca, y el país ha logrado erradicar la pobreza extrema.

La verdad es que una filosofía centrada en las personas ha sido la clave del éxito del PCCh a lo largo de sus 100 años de historia.

La filosofía centrada en las personas no es un eslogan superficial, sino un principio que ha guiado la lucha contra el COVID-19 en el país y ha dirigido los esfuerzos para salvar todas las vidas a toda costa. Más de 39 millones de miembros del PCCh combatieron el brote en el frente líneas y más de 13 millones de personas ofrecieron sus servicios. Unidos, el pueblo chino siguió las reglas de distanciamiento social y las pautas de higiene, convirtiendo al país en uno de los más exitosos del mundo para contener el virus. Este es solo un ejemplo que demuestra el compromiso de China con una filosofía de desarrollo centrada en las personas y su constante esfuerzo para mejorar los niveles de vida de las personas.

“Las personas son los creadores de la historia. Son la fuerza fundamental que determina nuestro Partido y el futuro del país”, dijo el presidente chino, Xi Jinping, también secretario general del Comité Central del PCCh.

La filosofía centrada en las personas también sirve como brújula guía en el proceso de desarrollo integral de China y su compromiso con el mundo.

Al calificar el esfuerzo del PCCh para combatir la pandemia como un “comportamiento valiente”, Szafarz, excónsul general de Polonia en la ciudad china de Shanghai dijo que “la voluntad de China de continuar trabajando con otros países en incansables esfuerzos para derrotar completamente la pandemia de COVID-19 es un testimonio claro y convincente de que el PCCh y el Gobierno chino comprenden verdadera y plenamente la gravedad de la situación global y están preparados para mejorarla y superarla en la medida de lo posible y rápidamente.” También le ha impresionado la visión sobre la construcción de una comunidad de futuro compartido para la humanidad y las ideas sobre un desarrollo armonioso, que ve como “un mensaje humanitario real que todos debemos seguir.”

Acerca de la filosofía centrada en las personas, el presidente Xi dice: “Asegurar que la gente disfrute de una vida feliz es el objetivo final de todo nuestro trabajo y es una manifestación importante del propósito fundamental de nuestro Partido de servir al pueblo de todo corazón”. Constantemente el presidente Xi ha instado a los miembros del PCCh a mantenerse fieles a la misión fundadora del Partido, que es servir al pueblo: “No importa lo lejos que hayamos viajado, nunca olvidaremos el pasado y nunca olvidaremos por qué comenzamos nuestro viaje en primer lugar”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here