Previo al acto de beatificación del padre Rutilio Grande, sus dos colaboradores y el padre Cosme Spessotto, el sacerdote Juan Vicente Chopin, habló sobre el papel de la iglesia en la sociedad y de parte de la historia de estos nuevos beatos.

El sacerdote cuenta que el padre Spessotto nunca permitió que la guerrilla se tomará el templo donde el estaba, y que no se puede pensar que era un movimiento revolucionario favorable, a pesar de que varios sacerdotes estaban organizados en el movimiento, pero no fue el caso de Romero, Grande o Spessotto.

“Siempre que hay una tendencia religiosa que pude incidir en la opinión pública, los poderes políticos y económicos van a buscar aliarse a esa fuerza y buscar que esa expresión religiosa los secunde en su posicionamiento”.

El religioso lamentó que hasta la fecha los asesinatos de los beatos no estén esclarecidos en el país y que esto forma parte de la mora judicial de El Salvador para con la sociedad salvadoreña.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí