El partido de clasificación para el Mundial de Catar 2022 entre entre Brasil y Argentina fue suspendido este domingo, cuando agentes del regulador sanitario brasileño interrumpieron el juego en el minuto 4 en el estadio Neo Química Arena de São Paulo por una supuesta irregularidad en la entrada al país de varios jugadores argentinos.

Representantes de las autoridades sanitarias de Brasil irrumpieron en la cancha, mientras se jugaba el partido. Al no entender lo que estaba pasando, los jugadores de la selección argentina se enfrentaron a los agentes, pidiéndoles explicaciones, después de lo cual algunos se retiraron a los vestuarios. Al enterarse de la causa, Lionel Messi reprochó a los funcionarios la interrupción del partido. “Hace tres días que estamos acá, ¿estaban esperando para empezar el partido para venir?”, dijo el capitán argentino.

Antes del comienzo del partido, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil, solicitó a la Policía que no dejaran disputar el partido a Emiliano Martínez, Emiliano Buendía, Cristian Romero y Giovanni Lo Celso, todos jugadores de la Premier League inglesa, por no decir la verdad en el formulario de entrada al país, ya que no informaron que estuvieron durante los últimos catorce días en el Reino Unido, con el objetivo fin de saltarse la cuarentena.

Según la reglamentación vigente en Brasil, los viajeros que provengan de Gran Bretaña, Sudáfrica o la India, o hayan estado en los últimos catorce días en estos países, deben cumplir un aislamiento preventivo al ingresar a Brasil.

“No se puede hablar de mentira”

Tras la suspensión del partido, el técnico de Argentina, Lionel Scaloni, aseguró que “en ningún momento” se le notificó al equipo “que [los cuatro jugadores] no podían jugar el partido”.

Por su parte, el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Claudio Tapia, que afirmó que “no se puede hablar de mentira ni de nada, porque hay una legislación sanitaria que permite jugar los partidos de fechaFIFA y los de copa internacionales por equipos”, defendiendo a la AFA y sus jugadores.

La Confederación Suadamericana de Fútbol (CONMEBOL) anunció la suspensión del partido y notificó que la FIFA tomará una decisión en relación a lo ocurrido. “El árbitro y el comisario del partido elevarán un informe a la Comisión Disciplinaria de la FIFA, que determinará los pasos a seguir“, escribió la confederación en su cuenta de Twitter.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here