Escuelas para más de 168 millones de niños cerradas durante casi todo el año por pandemia de COVID-19

0
100

Las escuelas de más de 168 millones de niños en todo el mundo han estado completamente cerradas durante casi todo un año a causa de la pandemia de coronavirus, informó hoy martes el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Mientras tanto, unos 214 millones de niños de todo el mundo, o uno de cada siete, han perdido más de tres cuartas partes de su aprendizaje presencial, de acuerdo con los nuevos datos publicados por UNICEF.

El informe de análisis sobre el cierre de escuelas muestra que 14 países en todo el mundo han permanecido cerrados en su mayor parte entre marzo de 2020 y febrero de 2021, dos tercios de los cuales se encuentran en América Latina y el Caribe, afectando a aproximadamente 98 millones de alumnos.

“Mientras nos acercamos a la marca de un año de la pandemia de COVID-19, se nos recuerda de nuevo la catastrófica emergencia educativa que los confinamientos mundiales han creado. Cada día que pasa, los niños que no pueden acceder a la escolarización presencial se quedan cada vez más rezagados, y los más marginados son los que pagan el precio más alto”, dijo Henrietta Fore, directora ejecutiva de UNICEF.

“No podemos permitirnos entrar en el segundo año de aprendizaje escolar limitado o incluso nulo para estos niños. No se deben escatimar esfuerzos para mantener las escuelas abiertas, o darles prioridad en los planes de reapertura”, añadió Fore.

De acuerdo con los últimos datos publicados por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), más de 888 millones de niños de todo el mundo siguen enfrentando interrupciones en su educación debido al cierre total o parcial de las escuelas.

También el martes, UNICEF presentó “Aula Pandémica”, un modelo de aula formado por 168 pupitres vacíos, para llamar la atención sobre la emergencia educativa y hacer que los gobiernos tomen conciencia sobre el mantenimiento de las escuelas abiertas.

Cada uno de los 168 pupitres vacíos representa a un millón de niños que viven en países donde las escuelas han sido cerradas casi por completo.

“No queremos que las puertas y los edificios cerrados oculten el hecho de que el futuro de nuestros hijos se está poniendo en pausa indefinida”, dijo Fore. “Esta instalación es un mensaje para los gobiernos: Debemos priorizar la reapertura de las escuelas, y debemos priorizar reabrirlas mejor de lo que estaban antes”.

UNICEF también insta a los gobiernos a dar prioridad a las necesidades únicas de cada estudiante, con servicios integrales que abarquen la recuperación del aprendizaje, la salud y la nutrición, la salud mental y las medidas de protección en las escuelas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here