Asamblea ratifica préstamo por $250 millones para atención a crisis sanitaria y económica causada por el COVID-19

0
172

Un crédito por $250 millones para financiar el “Programa de Fortalecimiento de la Política y Gestión Fiscal para la Atención de la Crisis Sanitaria y Económica causada por el COVID-19 en El Salvador”, fue ratificado con los votos de 59 diputados durante una sesión extraordinaria programada para este domingo. El contrato de préstamo se realizó con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En el dictamen emitido por la Comisión de Hacienda y Especial del Presupuesto se consignan cláusulas anticorrupción y de transparencia, además de prácticas de rendición de cuentas sobre la utilización de esos recursos.

Los $250 millones serán destinados al financiamiento de los gobiernos municipales, $75 millones; financiamiento a productores agrícolas, $40 millones; Fondo de Mitigación y Prevención de Desastres (FOPROMID), $20 millones; financiamiento de contrapartida de proyectos de inversión FOMILENIO, $55 millones; Hospital El Salvador -para funcionamiento del nosocomio-, $30 millones; atención de beneficios de veteranos y excombatientes, $12 millones; financiamiento para atender la emergencia, reconstrucción y recuperación económica -reintegros al Ministerio de Hacienda que fueron trasladados para atender la emergencia- $18 millones.

Así, la solicitud para darle $5 millones adicionales a la Alcaldía de San Salvador quedó fuera. En tanto, los $55 millones que iban para subsidiar la planilla en las mipymes se usarán para el FOMILENIO II, con el compromiso de incorporar este componente en el otro préstamo pendiente de aprobación.

Según la información vertida en torno al crédito, el mismo tenía un plazo establecido para su ratificación, que se cumplió el pasado 31 de julio; sin embargo, el presidente de la Asamblea Legislativa, diputado Mario Ponce, informó que el BID hizo una deferencia excepcional “en medio de la pandemia para atender la crisis, el esfuerzo que hizo es para ayudar a que El Salvador resuelva sus problemas, me refiero a la parte fiscal”; el parlamentario, además, hizo un llamado a trabajar juntos por el país, “El Salvador nos necesita unidos en medio esta pandemia, los salvadoreños hoy más que nunca necesitan a sus gobernantes trabajando juntos para que lo saquemos adelante”, acotó.

Para el diputado Carlos Reyes, de ARENA, al ratificar el préstamo se le está cumpliendo al país. “Estamos cumpliéndole en esta situación difícil que vive el mundo entero. Aprobamos un préstamo de $250 millones que tiene condiciones favorables, 2.11% de interés con cinco años de gracia a un plazo de 20 años. Es importante la aprobación de los fondos porque estaba por vencerse; es de vital importancia asignarle $12 millones a los veteranos, tenemos el compromiso de conseguir el resto ($12 millones más). ¡Estamos honrando un compromiso internacional, un compromiso de Estado!”.

La diputada Nidia Díaz, del FMLN, también se pronunció respecto al tema en cuestión y recordó que el 26 de marzo “el FMLN votó por el Decreto Legislativo n° 608 para crear un Fondo de Emergencia, recuperación y reconstrucción de la economía, autorizamos al gobierno para contraer deuda o emitir bonos hasta por $2 mil millones; desde ese 26 de marzo hemos acompañado la autorización para suscribir préstamos pero en esta ocasión no acompañamos la ratificación por varios cuestionamientos […] Esta vez hemos votado en contra de ratificar $250 millones porque no atiende prioridades, permite la corrupción y el nepotismo”.

Por su parte, el diputado Rodolfo Parker, del PDC, explicó que el grupo parlamentario que representa estaba en la disposición de acompañar la votación siempre que estableciera mecanismos para garantizar la transparencia. “Hemos pasado a ser el país más endeudado de América Latina en la pandemia. No votaremos por más deuda si antes no se rinden cuentas a los veteranos, exportadores y proveedores del Estado”, manifestó en su intervención en el pleno.

De acuerdo con la cronología del expediente, el 9 de julio de este año, la Asamblea aprobó la suscripción del contrato de préstamo; la petición para ratificar dicho empréstito fue presentado por la autoridad hacendaria hasta el miércoles 22 de julio y fue el jueves 23 del mismo mes que la correspondencia ingresó de forma oficial a la Asamblea, misma que se conoció en la Comisión de Hacienda y Especial del Presupuesto el lunes 27 de julio, en ese momento, se tuvo una reunión con el ex ministro de Hacienda para ampliar detalles de este y otros préstamos a ratificar.

Los acercamientos con ese fin continuaron el miércoles 29 de junio, ya con el actual ministro Alejandro Zelaya. La sesión plenaria quedó abierta en aras de alcanzar un acuerdo sobre el tema; sin embargo, se cerró el viernes sin haber logrado el consenso requerido, el que se tuvo finalmente en la sesión extraordinaria, celebrada este domingo.

El último paso es sumar los fondos al presupuesto nacional. Para esto es necesario que los diputados celebren una tercera ronda de votación en una nueva sesión plenaria, que permita la asignación presupuestaria. El proceso establecido por ley así lo indica.

El presidente de la República Nayib Bukele, luego de la aprobación legislativa, hizo un agradecimiento y llamado a los diputados: “agradezco a los diputados la ratificación del préstamo del BID. Pero es importante que el pueblo salvadoreño sepa que este dinero no puede utilizarse, hasta que la Asamblea Legislativa lo asigne al presupuesto”.

Nuestra puntuación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here