Diputados de la Asamblea Legislativa aprobaron este miércoles un decreto de Disposiciones especiales y transitorias de suspensión de concentraciones y eventos públicos o privados.

Debido a estas disposiciones, quedan suspendidas hasta el 8 de diciembre del presente año, la realización de actos públicos, a excepción de actividades artísticas, culturales y deportivas, después de haberse verificado que se cumplan con los requisitos establecidos por el Ministerio de Salud, para evitar la propagación de la COVID-19.

«Suspéndase hasta el ocho de diciembre a partir de la vigencia del presente decreto, toda concentración de personas en actos de carácter público o privado que impliquen concentraciones masivas, sin distanciamiento social, donde participen personas sin esquema completo de vacunación y en donde no se respeten protocolos de bioseguridad», expresa el decreto.

Además, detalla que toda «persona natural o jurídica, pública o privada que incumpla las medidas… Convocando, promoviendo u organizando concentraciones de personas a las que se refiere el artículo 1, incurrirá en una multa de 20 hasta 100 salarios mínimos».

Ante esto, la diputada del partido VAMOS, Claudia Ortiz, indicó que pese a dicho decreto, las personas continuarán manifestándose frente a la inconformidad de los diferentes sectores.

“Las marchas seguirán mientras la actual administración dé razones para hacerlo… Eso no solo pasa en El Salvador, en otros países del mundo en plena pandemia también, ante decisiones autoritarias la gente sale a marchar”, reafirmó Ortiz.

Por su parte, la diputada de Nuevas Ideas, Suecy Callejas expresó: «Para fomentar el morbo, dicen que no queremos que se sigan concentrando y que sigan haciendo marchas; no es eso, ustedes pueden seguir haciendo las marchas que deseen, pero les pedimos que cumplan las medidas de bioseguridad».

Requisitos a cumplir para la realización de actos públicos relacionados al arte, la cultura y el deporte

El Ministerio de Salud (MISAL) será el responsable de emitir las medidas que considere pertinentes para la realización de este tipo de eventos. Si se llegara a comprobar que el organizador no acató estos lineamientos, la institución ya no podrá revocar el permiso.

En primera instancia, el decreto establece que para llevar a cabo dichos eventos, se deberá constatar que la cantidad de personas sea adecuada para mantener el distanciamiento social; los asistentes deberán portar mascarilla en todo momento y estarán obligados a poseer el esquema completo de vacunación.

Quienes incumplan con las disposiciones de la normativa, incurrirán en una multa de veinte hasta cien salarios mínimos urbanos para el sector comercio y servicios. También podrían verse obligados a cerrar el establecimiento durante la vigencia del decreto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here