El Gobierno de España declara la zona catastrófica para Madrid y el resto de territorios afectados por el temporal de nieve

0
70

El Consejo de Ministros de España ha aprobado este martes la declaración de Zona Afectada Gravemente por una Emergencia de Protección Civil, lo que se conoce como zona catastrófica, para todos los territorios afectados por el temporal de nieve ‘Filomena’, que provocó daños en varias regiones del país.

Esta medida había sido solicitada prácticamente desde la llegada del temporal por el Ayuntamiento de Madrid, respaldado por la Comunidad de Madrid; así como por muchos otros municipios de la región y por otras comunidades autónomas, como la de Castilla-La Mancha.

La importancia de esta declaración por parte del Gobierno de España recae en que conlleva la transferencia de recursos económicos como ayuda de emergencia para reparar los daños ocasionados por la borrasca, que produjo desde el 7 al 9 de enero la nevada más copiosa registrada en los últimos 50 años en algunas zonas del país, como la capital.

En un primer momento, el gabinete de Pedro Sánchez mostró reticencias para aceptar esta solicitud, aunque admitía la posibilidad de estudiarla. El Gobierno central defendía la necesidad de “no anticiparse” y focalizar los esfuerzos en minimizar los daños y garantizar los servicios públicos y el abastecimiento.

En total, la declaración de zona catastrófica afectará a ocho de las 17 regiones españolas: Asturias, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Andalucía, Aragón, Comunidad de Madrid, La Rioja y Navarra. La portavoz del Gobierno, la ministra de Hacienda María Jesús Montero, ha informado de que aún no se han concretado cifras concretas de ayudas.

Los efectos de la borrasca

Los efectos de Filomena perviven a casi 15 días de su paso por España. En Madrid los centros educativos todavía no han abierto sus puertas tras el parón navideño. La incorporación debía producirse el pasado 11 de enero, pero la nevada y sus efectos en colegios e institutos la han retrasado hasta el próximo día 20.

La ciudad todavía se encuentra inundada por la nieve, aunque muchos ciudadanos han colaborado para abrir caminos y empezar a despejar algunas calles a las que todavía no han llegado las máquinas quitanieves del Ayuntamiento.

Además, por todas las vías de la ciudad se encuentran esparcidas ramas y árboles caídos, que no pudieron soportar el enorme peso de la nieve. Las dificultades para circular y el colapso de los servicios ha provocado que todavía no se haya procedido a su retirada.

Ahora, se espera que a partir de mañana lleguen fuertes lluvias a la zona centro del país, por lo que ya se ha alertado de que se podrían producir inundaciones debido a que la nieve continúa atascando parte de la red de alcantarillado.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here