«El presupuesto 2021 presenta graves distorsiones y debe rehacerse» según estudios de FUSADES

0
251

El reciente estudio de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social  (FUSADES), refleja que el «Presupuesto General de la Nación 2021» elaborado por el Ejecutivo, modificado y aprobado por la Asamblea Legislativa, y aún en disputa legal, por vetos y controversias, no cumple con tres criterios fundamentales:

a) Ajustarse al marco constitucional

b) Preservar el equilibrio macroeconómico

c) Enfocarse en el desarrollo sostenible e inclusivo y la lucha contra el COVID-19. Por tal motivo, debe cambiarse.

Se esperaba que en la etapa de discusión en la Asamblea Legislativa se corrigiera, y se obtuviera un instrumento orientado a lograr el mayor bienestar para los salvadoreños; pero esto no ocurrió, quedando aprobado con las deficiencias señaladas.

FUSADES considera que «el responsable de garantizar un buen presupuesto
es el Órgano Ejecutivo, que lo formula, y el Órgano Legislativo es el responsable de discutirlo y aprobarlo; sin embargo, ambos fallaron».

El sistema de pesos y contrapesos no funcionó, y se distorsionó aún más, convirtiéndolo así en el peor que cualquier otro anterior. Los posteriores vetos presidenciales sobre $300 millones que forman parte del financiamiento del presupuesto 2021 y la superación de los vetos el 20 de enero del presente año agregaron más confusión e incertidumbre.

La Constitución establece que el presupuesto debe respetar los principios de universalidad, equilibrio presupuestario y unidad. Sobre la universalidad (art. 227), indica que debe incluir todos los ingresos y todas las erogaciones. Pero, los ingresos están sobrestimados en US$959 millones2 3. Al mismo tiempo, varios gastos están subestimados, incluyendo
el pago de intereses, para una subestimación total de US$170 millones. Estos faltantes tendrán que ser financiados con deuda o más impuestos, si el presupuesto se ejecuta en su totalidad, de lo contrario no podrá ejecutarse, y todo lo que se ofrece en el presupuesto es incierto.

En el proyecto, lo asignado al Órgano Judicial y al Fondo para el Desarrollo Económico y Social de los Municipios de El Salvador (FODES) estaba subestimado respecto al porcentaje de ingresos corrientes . Esto se corrigió en el presupuesto 2021; sin embargo, al mantenerse la sobrestimación de los ingresos corrientes, estas asignaciones ahora
son acordes con la letra de la ley, pero es un monto sobrestimado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here