El fiscal General de la República, Rodolfo Delgado, dio a conocer este miércoles que se iniciará un proceso civil en contra de los herederos de José Mauricio Felipe Samayoa Rivas, expresidente del Banco Cuscatlán, quien estuvo implicado en el desvío de fondos donados por el Gobierno de Taiwán para las personas damnificadas por el terremoto en el año 2001.

Debido a que Samayoa Rivas falleció en el año 2015, se procederá en contra de sus herederos, aclaró el fiscal General.

“Hemos recibido la notificación de la Cámara 2° de lo Penal de San Salvador que se declaran sin lugar los recursos de casación presentados por la Fiscalía General de la República en la administración anterior”, manifestó Delgado.

De igual manera, la Cámara ordenó levantar medidas cautelares contra exdirigentes del partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), por el mismo caso.

El expediente fiscal indica que los $10 millones donados por Taiwán fueron depositados en un banco en Costa Rica a nombre del Centro de Estudios Políticos “José Antonio Rodríguez Porth”; de donde, se supone, las autoridades de Arena retiraron el dinero y financiaron la campaña presidencial de Elías Antonio Saca.

El desembolso de los $10 millones fue realizado por China Taiwán, entre octubre y diciembre del año 2003 con el fin de beneficiar a las personas damnificadas del terremoto del 2001, los cuales fueron entregados a nombre del fallecido, expresidente Francisco Flores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here