Greenpeace advierte que la liberación del agua contaminada de Fukushima “tiene el potencial de dañar el ADN humano”

0
92

Según la organización ambientalista, el agua contiene una cantidad enorme del isótopo radioactivo carbono-14, y otros radionucleidos “peligrosos”, que tendrán “graves consecuencias a largo plazo” para la población y el medio ambiente.

El agua contaminada de la planta nuclear de Fukushima, que pronto podrá ser liberada en el océano Pacífico, contiene carbono radiactivo, que es “un importante contribuyente a la dosis colectiva de radiación y tiene el potencial de dañar el ADN humano”, advirtió la organización ambientalista Greenpeace.

Los 1,23 millones de toneladas de agua almacenadas en la planta, a parte del tritio, albergan una cantidad enorme del isótopo radioactivo carbono-14, y otros radionucleidos “peligrosos”, que tendrán “graves consecuencias a largo plazo” para la población y el medio ambiente, si se liberan al mar, reza un informe de la ONG, publicado este viernes.

Shaun Burnie, autor del documento y principal especialista nuclear de Greenpeace Alemania, afirmó a la CNN que los tanques podrían contar con hasta 63,6 gigabecquereles de carbono-14. “Estos, junto con otros radionucleidos en el agua, seguirán siendo peligrosos durante miles de años, con el potencial de causar daños genéticos. Es una razón más por la que estos planes tienen que ser abandonados”, explicó.

Según los expertos, este isótopo tiene una vida media de 5.370 años y, como resultado, persiste en el medio ambiente durante miles de años y se incorpora a toda la materia viva.

Respuesta de la empresa operadora de Fukushima

Por su parte, Ryounosuke Takanori, portavoz de TEPCO, la empresa operadora de la planta, declaró que la concentración de carbono-14 es de entre 2 y 220 becquereles por litro y subrayó que “incluso si esta agua es continuamente consumida 2 litros cada día, la dosis anual de radiación será entre unos 0,001 y 0,11 milisieverts, lo que no es un nivel que afecte a la salud”.

Además, aseguró que TEPCO llevará a cabo un tratamiento secundario del agua “para satisfacer las normas reguladoras de la liberación de sustancias distintas al tritio”, y reducir la cantidad de los materiales radiactivos lo máximo posible.

Opinión de expertos independientes

La profesora de Materiales Nucleares de la Universidad de Sheffield (Reino Unido), Claire Corkhill, apuntó en una conversación con la CNN que el tritio se ha liberado en el mar en numerosas ocasiones en países de todo el mundo y el procedimiento tiene un “bajo impacto en los organismos”.

Sin embargo, apuntó que el reciente análisis del agua, realizado por TEPCO, había mostrado que la radiactividad en los tanques era “más de lo que se esperaba”, e indicaba la presencia de carbono-14 o del radioisótopo emisor beta tecnecio-99, pero los resultados no han mostrado todavía cuánto carbono-14 hay en el agua.

Mientras, Francis Livens, profesor de Radioquímica de la Universidad de Manchester, explicó que “cualquier emisión radioactiva conlleva algún riesgo ambiental y de salud” y agregó que el riesgo sería relativo a la cantidad de carbono-14 que se libere en el océano. “Mucho realmente depende de cuánto se vaya a liberar”, concluyó.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here