Tras funeral de Victoria Salazar, familiares exigen justicia por su muerte

0
151

Luego de que el sábado llegara al país el cuerpo de Victoria Salazar, asesinada por policías municipales en Tulum, estado de Quintana Roo, México, el Gobierno salvadoreño reiteró el compromiso con la familia de la víctima de dar todo el apoyo para que sus hijas puedan continuar desarrollándose en El Salvador.

Decenas de amigos y familiares participaron el domingo en el funeral de Salazar en el cementerio La Generosa, de Sonsonate, quienes rindieron homenaje a quien vivía desde hace tres años en Tulum, Quintana Roo.

Salazar, de 36 años, fue sometida el 27 de marzo por policías municipales. Según videos de medios locales, una uniformada la sometió colocándole una rodilla sobre el cuello mientras otros tres veían la escena.

Una autopsia mostró que le habían fracturado la parte superior de la columna vertebral, según los fiscales.

“Esperamos justicia, esperamos que se resuelva esto porque todos vieron la manera en la que asesinaron a mi hermana, no fue una manera correcta de actuar de los policías”, expresó Carlos Salazar, hermano de Victoria.

Por otro lado, ayer el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, tras lamentar en una rueda de prensa la muerte de Salazar, indicó que la misma debe mover a los gobiernos no solo de El Salvador sino de México y Estados Unidos a defender y respetar «los derechos de los migrantes».

Desde que se conoció el hecho, el presidente Bukele ofreció todo el apoyo de las instituciones del Gobierno de El Salvador, incluyendo la manutención y estudios de sus dos hijas (menores de edad, de 16 y 15 años), que regresaron al país junto con la madre de Victoria, Rosibel Salazar.

En todo el proceso de repatriación, además de las instituciones locales, se ha dado el respaldo de la red consular salvadoreña en México, coordinado con autoridades de este país para que la repatriación del cuerpo de Victoria se realizara conforme a la ley y los procedimientos de ambas naciones.

El caso, que ha sido tipificado como un feminicidio, ha cobrado relevancia internacional y, por parte del Gobierno salvadoreño sigue vigente la exigencia de justicia y el respectivo acompañamiento para estar del lado de la víctima y sus familiares.

El Gobierno condenó este repudiable hecho contra Salazar y sus derechos humanos, tomando en cuenta que ella llevaba tres años en México con una visa humanitaria que le permitía vivir y trabajar de forma legal en el estado de Quintana Roo.

Así, las instituciones salvadoreñas apoyarán en todo lo que se requiera para robustecer las investigaciones y darán acompañamiento permanente a la familia por los daños colaterales que este suceso implica, con la participación el Consejo Nacional de la Niñez y Adolescencia (CONNA) y otras instancias especializadas en estos temas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here