El gobierno de EE.UU. iniciará una estrategia paralela a México para impulsar el desarrollo económico en el llamado Triángulo del Norte —Guatemala, Honduras y El Salvador—, informó Mauricio Claver-Carone, asesor especial para América Latina del presidente Donald Trump.

Sin embargo, durante una conferencia telefónica con los medios de comunicación, Claver aseguró que este nuevo plan, que estará listo a principios de 2020, solo será aplicable para aquellos países que suscriban acuerdos migratorios con EE.UU.

El asesor de Trump explicó que Washington buscará el apoyo de instituciones financieras internacionales, a fin de promover el desarrollo de los tres países con los que pretenden reforzar el intercambio de información para combatir la migración.

Edward Dolan, agregado del Departamento de Seguridad Nacional, refirió que se han liberado 47.000.000 de dólares para la Oficina de Naciones Unidas para los Refugiados, que serán destinados a Guatemala, una acción que busca replicarse en Honduras y El Salvador, según reportes de la prensa local.

Hasta el momento, el Gobierno mexicano no se ha pronunciado al respecto.

El camino mexicano

En junio pasado, México se vio obligado a aplicar una estrategia para «frenar» el flujo migratorio proveniente de Centroamérica, con el fin de evitar que se cumpliera la amenaza del presidente estadounidense, Donald Trump, de imponer aranceles a todas las mercancías mexicanas por la política de puertas abiertas impulsada por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, durante los primeros meses de su mandato.

Desde entonces, la Administración mexicana echó andar el Plan de Migración y Desarrollo Integral para Centroamérica (PDI), que se encuentra bajo evaluación constante de EE.UU.

El PDI se presentó el pasado 20 de mayo y fue elaborado por los gobiernos de El Salvador, Guatemala, Honduras y México, con la participación de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de la ONU (CEPAL).

El 20 de junio inició el programa con la aplicación del programa ‘Sembrando Vida’, que consiste en incentivar la actividad agrícola en El Salvador, Honduras y Guatemala, con financiamiento de México y otros países.

El plan mexicano otorgará ayudas de 250 dólares mensuales a 33.000 personas en El Salvador y Honduras bajo ese programa, así como ‘Jóvenes Construyendo el Futuro’, y se encuentra bajo análisis la ruta para establecerlo en Guatemala. Este dinero, a decir de la cancillería mexicana, provendrá del apoyo que otorgarán 35 naciones de América Latina, Europa y Asia.

El 28 de junio, el PDI fue presentado por la nación latinoamericana en la cumbre del G20, en Japón, para promover inversiones en la región. El canciller Marcelo Ebrard aseguró que contaba con el apoyo económico de España y Alemania, además de 14 agencias de la ONU.

En diciembre de 2018, el Gobierno de México anunció que EE.UU. participaría en el plan, que contempla destinar 35.600 millones de dólares para promover el desarrollo en Centroamérica. La información fue confirmada en aquel momento por el Departamento de Estado.

1 Comentario

  1. NO podemos NO dbemos agachar la cabeza y permitir q NOS conviertan en NARCO/colonia Mexicana q solo Mexico pueda explotar saquear nuestras riquezas naturales a preciso de ganga…Pensemso en el future d nuestros hijos(as)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here