La administración Trump ha amenazado con imponer un arancel del 25% a las importaciones europeas de automóviles si el Reino Unido, Francia y Alemania —firmantes del acuerdo nuclear del 2015— no acusan formalmente a Irán de violar el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), ha reportado este 15 de enero The Washington Post, citando a funcionarios europeos no identificados.

Una semana después de la supuesta amenaza de EE.UU., los tres países europeos activaron el mecanismo de disputa por el incumplimiento de Teherán de los términos del acuerdo, pero indicaron que no se unirán a la campaña de EE.UU. para ejercer la máxima presión sobre la nación persa.

No obstante, en teoría esta medida podría conducir a la restitución de las sanciones de las Naciones Unidas contra la República Islámica, que fueron levantadas en el 2015 tras la suscripción del pacto.

El periódico también ha señalado que anteriormente el presidente de EE.UU., Donald Trump, ya había amenazado a estos países europeos con imponer aranceles del 25% a sus importaciones de automóviles, pero entonces fue para recibir mejores condiciones para Washington dentro de la relación comercial entre EE.UU. y Europa, no para cambiar la política exterior europea.

Respuesta de Irán

Teherán criticó este paso de Londres, Berlín y París y lo calificó de un «error estratégico». Al mismo tiempo, desde Irán calificaron la iniciativa de los países europeos como una «medida pasiva» contemplada en las disposiciones del pacto nuclear, insistiendo en que Teherán está interesado en conservar dicho tratado.

No obstante, el portavoz amenazó con dar una respuesta «seria y firme» a toda «medida destructiva» que tome cualquiera de los firmantes del JCPOA.

Anteriormente el 5 de enero, Irán anunció que reducirá aún más sus compromisos en el marco del acuerdo, pero continuará cooperando con el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Teherán ya no cumplirá con los límites establecidos en el pacto sobre la cantidad de centrifugadoras de enriquecimiento de uranio que podría usar, lo que significa que a partir de ahora enriquecerá uranio solamente basándose en sus necesidades técnicas.

Al mismo tiempo, la República Islámica subrayó que volverá a cumplir el acuerdo nuclear solo a condición de que EE.UU. levante las sanciones en su contra.

Esta medida se tomó en el contexto de una severa escalada en las relaciones de Teherán con Washington, después de que el mayor general iraní Qassem Soleimani fuera asesinado junto a otras 11 personas con un ataque aéreo, perpetrado por EE.UU. en Bagdad la noche del 2 de enero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here