El mismo día de la asunción de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela, el Gobierno estadounidense reafirmó su negativa a reconocerlo en el cargo. A pesar de haberse impuesto en los últimos comicios con más del 60% de los votos, desde Washington consideran ilegítima su elección.

Las declaraciones corrieron por cuenta del consejero de Seguridad Nacional de Donald Trump, John Bolton, que calificó al Gobierno de Caracas como una “dictadura”. En su cuenta de Twitter sostuvo que continuarán “aumentando la presión sobre el régimen corrupto” y apoyarán a “la Asamblea Nacional democrática”. “Llamamos a la democracia y la libertad en Venezuela”, completó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here