El director del Centro Monseñor Romero de la Universidad Centroamericana «José Simeón Cañas» (UCA), Rodolfo Cardenal, criticó al actual ministro de la Defensa, David Munguía Payes, por pronunciarse a favor de la aminstía que está en discusión dentro de la Asamblea Legislativa.

«El Ministro de la Defensa Nacional saliente no ha aprendido en diez años que está mejor callado», señaló Cardenal, sobre las declaraciones de Munguía Payes en el marco del Día del Soldado, donde afirmó que las masacres han sido distorsionadas hasta convertirlas en leyenda, y agregó que a el no le corresponde opinar sobre cuestiones políticas y lo tildó de inoportuno e insensato.

Sobre los comentarios hechos por Munguía Payes, que «el Ejército no está obligado a entregar documentación relacionada al cometimiento de crímenes de guerra» y que «los desaparecidos durante el conflicto armado en El Salvador hace más de 40 años deben ser olvidados», entre otros, Cardenal enfatizó dichas afirmaciones reflejan el pensamiento de la cúpula militar y también del Gobierno del FMLN, que ratifica con su silencio.

El titular del Centro Monseñor Romero de la UCA también afirma que los comentarios del titular del Ministerio de la Defensa revelan el desprecio deliberado a la vida humana, la dignidad y los derechos de las víctimas, y una inhumanidad inaceptable.

«Estas declaraciones ponen de manifiesto que el Ejército no está al servicio del pueblo salvadoreño, sino de sí mismo. La cúpula militar ha hecho de la Fuerza Armada un ídolo y se idolatra a sí misma, en un esfuerzo de preservación. Sin embargo, ocurre lo contrario: esa idolatría es señal inequívoca de debilidad y decadencia», añade Cardenal en el artículo.

«El Gobierno del FMLN es cómplice por omisión, ya que el presidente Sánchez Cerén funge también como comandante general del Ejército. El FMLN, el partido que se dice socialista y revolucionario, no está interesado en investigar los crímenes de guerra y contra la humanidad, mucho menos en sancionar a sus responsables», denunció.

El sacerdote jesuita lamentó que el FMLN y su Gobierno son insensibles a la humillación y al sufrimiento de las víctimas. «No es casualidad que los diputados se dispongan a aprobar otra ley de amnistía, disfrazada de reconciliación, antes de que concluya el mandato de Sánchez Cerén», escribió.

«Están convencidos de que él la firmará sin reparos. Probablemente, los dirigentes del FMLN no tienen el dinero de los oligarcas, pero sus criterios, sus actitudes y sus decisiones son muy similares a las de ellos», concluyó.

Foto: Cortesía

Ver también:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here