Charles Manson ha muerto

0
336

Charles Manson, uno de los asesinos más famosos, ha muerto este domingo, 19 de noviembre, en el hospital Mercy de Bakersfield, California, a los 83 años. Manson, junto a tres personas, cometieron dos masacres entre el 8 y 9 de agosto de 1969. Según las investigaciones, el móvil de los hechos era “encender la chispa” de una guerra racial —primero en Estados Unidos, y luego en el resto del mundo—, que llevaría a la eliminación de las personas de raza blanca.
Manson tuvo una vida plagada de conflictos que trastocaron su personalidad y su capacidad de socializar. Fue el hijo de una trabajadora sexual adolescente. No tuvo padre. Según información de su historial civil, su apellido es, de hecho, el de una pareja eventual de su madre. De niño fue educado en diversos hogares temporales. Por sus problemas de carácter conflictivo inició su recorrido por los reformatorios juveniles desde los 12 años. En su historial sobresalen acusaciones de violación y de robo.
A los 33 años se estableció en San Francisco donde tuvo una carrera frustrada como cantante. Sin embargo, aunque no encontró un éxito artístico, algunos de sus seguidores veían en él un especie de profeta. Juntos, Manson y sus “fans” formaron una secta llamada “La familia”. Este fue el círculo más cercano del que salieron los cómplices de los crímenes cometidos en 1969.
El 8 de agosto de 1969, Manson y tres miembros de “La Familia” irrumpieron en la casa del director de Hollywood Roman Polansky (ausente la noche de la masacre), en la exclusiva zona de Bel Air, en Beverly Hills, pasada la medianoche.
Ese día fueron asesinados la actriz Sharon Tate, (esposa de Polanski), de 26 años; Abigail Folger, de 25; Jay Sebring y Voityck Frykowski, de 32, amigo y compatriota de Polanski.
El día siguiente, irrumpieron en la casa de Leno LaBianca. Dónde le asesinaron a él y su esposa Rosemary.
Dos años después de las masacres, el 29 de marzo de 1971, Charles Manson, de 36 años, y sus tres seguidoras Leslie Van Houten, de 21; Susan Atkins, de 22, y Patricia Krenwinkel, de 23, fueron sentenciados a muerte. Un año después, las penas fueron cambiadas a cadena perpetua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here