El albergue Villa Olímpica, ubicado en el municipio de Ayutuxtepeque, ha sido donde han trasladado a varios salvadoreños en cuarentena, entre los más conocidos, los 24 ciudadanos que venían provenientes de Brasil, Argentina y otros países de Sudamérica.

De acuerdo a los salvadoreños y extranjeros ubicados en este albergue, están viviendo en condiciones precarias, que hasta han llegado a compararlo con centros penitenciarios.

Las personas al interior de la Villa Olímpica se quejan de hacinamiento, falta de alimentación, desorganización y pésimas condiciones de salubridad.

Actualmente, el Gobierno ha dicho que este albergue se encuentra en buenas condiciones, y que incluso, han instalado conexión a Internet con suficiente ancho de banda, para abastecer a todas las personas que se encuentran en este centro de contención.

Sin embargo, otra historia es la que cuentan los acomodados de este albergue, quienes aseguran que hay 14 personas por cuarto, y que algunas noches, hasta seis de cada cuarto no cuentan con ropa de cama. «Hay niños y gente de la tercera edad», relatan.

Baños sin papel higiénico, falta de jabón para manos y alcohol gel, falta de sábanas y limpieza en los baños, son algunos de las quejas de estas personas.

Hasta el momento, en este albergue, se han desmayado 2 personas debido al hacinamiento y falta de organización y atención por parte de los encargados del Gobierno.

De acuerdo a algunas denuncias, una doctora asignada a este lugar que tenía más de 36 horas de no descansar, se desmayó por el cansancio.

«Hay apenas 5 médicos para atender a 800 personas», señalaron.

El empresario José Zepeda, quien venía de Guatemala la semana pasada y fue trasladado a la Villa Olímpica del Indes, comenta que las condiciones en las que se encuentran son deplorables. «Esto se compara con Centros Penales», manifiesta.

Zepeda pide al presidente de la República, Nayib Bukele, a que mejore las condiciones de este albergue, ya que si no se propaga el coronavirus, podría hacerlo con otras enfermedades como el dengue.

Los salvadoreños en este albergue solicitan médicos y ambulancias.

Asimismo, piden a la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, para que puedan intervenir en la situación, y que puedan ser trasladados a otros albergues o para ponerlos fuera de la cuarentena, ya que aseguran no tienen síntomas ni indicios del COVID-19.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here