Evelyn Hernández Cruz, de 21 años, quien era acusada por la Fiscalía General de la República (FGR) por homicidio agravado luego de un parto extrahospitalario, fue absuelta por el juez de sentencia de Cojutepeque, José Virgilio Jurado, ya que la fiscalía, quien había pedido 40 años de prisión para la joven, no logró acreditar el dolo, basándose la defensa en el artículo 7 del Código Procesal Penal, que dicta que, en caso de duda, el juez debe considerar lo más favorable al acusado.

En las afueras del Centro Judicial Integrado de Ciudad Delgado, donde Evelyn recibió el fallo, grupos defensores de derechos humanos mostraron su apoyo a la joven, quien tenía la posibilidad de haber sido condenada a 40 años de prisión, y que por meses, habían pedido justicia para Hernández.

Los grupos de apoyo pidieron al juez resolver conforme a derecho, afirmando que Evelyn no actuó con dolo.

Por su parte, el equipo de abogados de Evelyn, entre ellos Arnau Baulenas y Bertha María de León, expresaron que estaban satisfechos con el trabajo que han realizado para demostrar que nunca hubo dolo de parte de la joven.

Hernández era acusada de por no haber protegido la vida de su bebé, producto de una violación.

La acusada experimentó un parto precipitado y extrahospitalario el 6 de abril de 2016, ella desconocía que estaba embarazada y al ser ingresada en el Hospital Nacional de Cojutepeque fue detenida y acusada de Homicidio Agravado.

Al momento que se dieron los hechos, Evelyn tenía 18 años, y residía en un cantón de Cojutepeque. Hernández era una joven con escasos conocimientos de educación sexual y reproductiva.

La fiscalía habría insistido en acusarla de “homicidio por omisión”, asegurando que no realizó esfuerzos para impedir la muerte de su hijo quien, según la defensa, nació muerto durante un parto complicado en 2016.

De acuerdo a la resolución, el juez encontró que al desmayarse, Evelyn no podría cumplir la función garante que me imputaba la FGR, por lo que fue absuelta de todos los cargos.

El caso de Evelyn ha traspasado la fronteras salvadoreñas y diversas organizaciones internacionales de derechos humanos y en favor de la despenalización del aborto pidieron a la FGR que desista de la acusación.

También se pronunció la eurodiputada de Unidas Podemos María Eugenia Rodríguez Palop, quien expresó su preocupación por la situación de Hernández, según una publicación de eldiario.es.

En El Salvador, las mujeres que sufren complicaciones del embarazo que dan lugar a abortos espontáneos y mortinatos, son habitualmente sospechosas de haberse practicado un aborto, prohibido en todas las circunstancias y tipificado como homicidio agravado, cuya pena de cárcel es de 30 años.

El caso de Hernández no es ni mucho menos único en el país: al menos 16 mujeres siguen apresadas tras ser condenadas por crímenes relacionadas al aborto: por sufrir complicaciones obstétricas o abortos espontáneos.

Aunque Nicaragua y Honduras tienen legislaciones similares a las de El Salvador en lo que respecta a la penalización del aborto, es en el país donde se trata con más saña a las mujeres que optan por ese camino.

El movimiento de mujeres feministas Las 17, ha apoyado a la joven en todo el proceso legal, y asegura que el Juez del caso, José Virgilio Jurado, debe resolver a favor de la libertad de Evelyn, puesto que la FGR no acreditó nuevos hechos a la muerte del recién nacido, sino que fue por neumonía bronco aspirativa. Por lo cual aseguran que la joven no cometió ningún delito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here