Sobre una posible extradición del expresidente de la República, Mauricio Funes, el exfiscal general, Ástor Escalante, explicó que el asilo político es un otorgamiento jurídico-político, y una decisión soberana de cada Gobierno, en este caso en el de Nicaragua, donde actualmente está asilado el exmandatario.

Escalante dijo que si hay cambios en la voluntad del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, podría ser que en un momento determinado, puedan enviar de regreso al país al expresidente Funes para enjuiciarlo por los cargos que se le acusan.

«Si el Gobierno de Ortega dice ‘no se entrega’ y fundamenta las razones, entonces no hay otra manera de que Funes regrese», aseguró.

Mauricio Funes enfrenta dos órdenes de detención por dos casos de corrupción: la acusación que contra él pesa es por malversar $351 millones de Casa Presidencial y pagar sobornos al ex fiscal general Luis Martínez a cambio de inmunidad.

Anteriormente, El Juzgado Quinto de Paz de San Salvador también decretó orden de captura en contra del expresidente de la República, Mauricio Funes por divulgación de Reporte de Operaciones Sospechosas (ROS) en contra del también expresidente Francisco Flores.

Según el juzgado, Funes junto al exfiscal Diego Escobar y el periodista Lafitte Fernández son acusados por el delito de revelación de hechos, actuaciones o documentos secretos por empleado oficial en perjuicio de la administración pública.

El pasado 4 de enero, fue presentado el requerimiento y el fiscal del caso manifestó que habían presentado las diligencias recolectadas hasta el momento y que contaban con los elementos necesarios para establecer la existencia del delito y participación delictual de los involucrados. 

El exmandatario reveló el Reporte de Operaciones Sospechosas en noviembre de 2013 en su programa de radial «Conversando con el presidente». Según la Fiscalía, Funes Cartagena utilizó su relación de amistad con Lafitte Fernández para obtener el documento a través de Escobar.

Actualmente, Funes se encuentra con asilo político desde 2016 en Nicaragua junto a su pareja Ada Mitchell Guzmán y sus hijos, bajo el argumento de que, tras su mandato, estaba en riesgo su integridad física y la de su grupo familiar.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here