Después de que Sarre en Alemania fue el primer estado en relajar las regulaciones sanitarias en escuelas la semana pasada, Baviera y Berlín siguieron el ejemplo y relajaron hoy lunes los requerimientos sobre el uso de mascarilla.

La ministra Federal de Educación, Anja Karliczek, expresó comprensión por el fin del uso obligatorio de mascarillas en escuelas. «El uso de mascarillas interfiere en la enseñanza normal y es estresante para los estudiantes», dijo al periódico Rheinische Post.

Berlín está levantando el requisito de mascarillas para los cursos de menores de edad hasta sexto grado, mientras que Baviera en general ya no pide el uso de mascarillas en clases. Otros estados como Baden-Wurtemberg y Sajonia están considerando acciones similares.

«Sin embargo, si el requisito de mascarillas se relaja, debe continuar la aplicación de pruebas o incluso incrementarlas en escuelas», demandó Karliczek, ante la posibilidad de un mayor incremento en las cifras de contagios después de las vacaciones de otoño.

La tasa de incidencia de la COVID-19 de siete días en Alemania permanece estable y se incrementó apenas ligeramente hoy a 64,7 casos por cada 100.000 personas, en comparación con los 64,2 casos el día anterior y los 61,7 de hace una semana, de acuerdo con el Instituto Robert Koch (RKI) para el control y la prevención de enfermedades.

El número diario de contagios de COVID-19 en Alemania también estuvo ligeramente por encima del nivel de hace una semana, ya que se registraron 3.088 nuevos casos en un día, sólo 66 más que el lunes pasado, dijo el RKI.

La derogación del uso obligatorio de mascarillas en escuelas ha sido tema de controversia en Alemania durante varios días. Mientras representantes de médicos le dan la bienvenida, los virólogos lo consideraron prematuro debido a que las reglas de distanciamiento no se aplican en los salones de clases y los niños menores de 12 años no pueden ser vacunados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here