Los resultados preliminares de un estudio israelí apuntan a la baja eficacia de una cuarta dosis de las vacunas contra la COVID-19 en lo que respecta a la variante Ómicron, indicó hoy en una declaración el hospital más grande de Israel.

En el estudio, lanzado a fines de diciembre, 270 miembros del personal del Centro Médico Sheba recibieron una cuarta dosis de las vacunas de Pfizer o Moderna.

Sus datos de inmunización y serología fueron comparados después con los de más de 5.700 trabajadores del hospital que no recibieron una cuarta dosis.

«Resultó que la vacuna, que fue muy eficaz contra las variantes previas, es menos eficaz contra Ómicron», indicó la líder del estudio Gili Regev-Yochay, jefa de la unidad de prevención y control de infecciones de Sheba.

«Los resultados apuntan a un aumento significativo en los niveles de anticuerpos, pero este nivel de protección sólo es parcialmente eficaz contra Ómicron, la cual es relativamente resistente a la vacuna», agregó.

Hasta ahora, más de 537.000 personas han recibido una cuarta dosis de la vacuna, la mayoría de ellas de 60 años o más.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí