El deportista tenía previsto competir en el Abierto de Australia, pero no le permitieron entrar en el país por no presentar «las pruebas apropiadas para cumplir los requisitos de entrada».

El tenista serbio Novak Djokovic, detenido hace unos días al aterrizar en Australia por no estar vacunado, dio positivo por covid-19 en una prueba PCR realizada el 16 de diciembre, revelan los documentos judiciales de su equipo legal, publicados este sábado.

El deportista, que actualmente afronta una eventual deportación, recibió un certificado de exención médica de un panel independiente de expertos médicos de Tennis Australia que fue aprobado por el Gobierno del estado de Victoria, por lo que se le permitió no vacunarse para poder entrar en el territorio del país debido a que había contraído la enfermedad hacía poco.

Sin embargo, las autoridades migratorias decidieron cancelar su visa —decisión que los abogados de Djokovic están apelando—, argumentando que «la infección previa por covid-19 no es considerada como una contraindicación médica para la vacunación contra el covid-19 en Australia», y que el tenista es un viajero internacional al que se le aplican las reglas de bioseguridad y todos los requisitos correspondientes para entrar en el territorio nacional en condiciones de pandemia.

Actualmente, la defensa de Djokovic basa su argumentación en un consejo sobre la vacunación del Grupo Asesor Técnico Australiano sobre la Inmunización (ATAGI, por sus siglas en inglés), que estipula que «la vacunación contra el covid-19 en personas que han tenido confirmada la infección por SARS-CoV-2 mediante una prueba PCR puede posponerse por un máximo de seis meses después de una enfermedad aguda como una exención temporal«.

Los abogados del deportista subrayan que han pasado 14 días desde que su cliente diera positivo y que «no ha tenido fiebre ni síntomas respiratorios de covid-19 en las últimas 72 horas», por lo que insisten en que las razones para la exención de la vacunación otorgada por Tennis Australia «son consistentes con las recomendaciones» del grupo asesor médico ATAGI.

  • Djokovic tenía previsto competir en el Abierto de Australia, que se celebra entre los próximos 17 y 30 de enero, pero cuando este miércoles llegó al aeropuerto de Melbourne no se le permitió entrar en el país. La Fuerza Fronteriza de Australia comunicó que la estrella serbia «no había presentado las pruebas apropiadas para cumplir los requisitos de entrada» en ese país, por lo que su visado había sido «cancelado».
  • El atleta de 34 años permanece actualmente en un centro de detención de inmigrantes a la espera de la resolución de su caso y la audiencia judicial, prevista para el próximo lunes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí