Miles de migrantes de diferentes nacionalidades permanecen en la localidad mexicana de Tapachula, a la espera de un refugio o documento que les permita avanzar hacia la frontera con Estados Unidos. Para muchos de ellos, la espera se hace eterna ante la demora que muestra la autoridad migratoria mexicana para regularizarlos. El corresponsal de CGTN Español, Juan Carlos Aguirre, para esta segunda entrega especial, continúa en el sur mexicano.

Modesta Lara, migrante hondureña, está ansiosa, sus manos lo demuestran, no es para menos si está esperando a su hijo, quien salió de Honduras amenazado de muerte.

«A sacar su permiso, a sacar sus papeles para que él este legal, no esté ilegal aquí. Porque yo sé de que estar ilegal es lo más difícil que hay», dijo Modesta Lara.

Así entran a territorio mexicano. El camarero que lo transporta le pide un dinero que no tiene, como pago por pasarlo por el río. Normalmente cobran menos de dos dólares, pero hoy le exigen 25 porque, dice, es lo pactado con el coyote… El abrazo borra cualquier deuda y es hora de adentrarse en la incertidumbre…

No existe un censo de los migrantes que deambulan por las calles de Tapachula, en el estado de Chiapas. Pueden estar durmiendo en las calles o en refugios hacinados sobre colchonetas o cartones. Distinguirlos es fácil. Andan con mochilas, sandalias o descalzos. Sentados a la espera de algo. Llorando por hambre, con los mismos temas de conversación. Tengo cita, no sé qué hacer, cuál es el punto migratorio al que debemos acudir, tengo hambre, no tengo cómo llamar a mi familia. La ignorancia de la realidad, también los embarga.

En 2021, la cifra de solicitudes de refugio marcó un récord dentro del territorio mexicano, con 131 mil peticiones de personas provenientes de 110 países, según datos aportados por la Comisión de Ayuda al Refugiado. Tan solo en el primer trimestre de 2021, ya se calcula un incremento del 15 por ciento con respecto al año anterior. Es de aclarar que dicha cifra es solo de solicitantes de refugio; determinar cuántos migrantes irregulares entran al país sería imposible. Las denuncias por violación de los derechos humanos y por sobornos son interminables durante la espera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí