Aunque la mayoría de las personas se recuperan de la COVID-19 en un plazo de cinco a siete días desde la aparición de los síntomas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) todavía recomienda una cuarentena de 14 días, dijo hoy un funcionario de la organización en una rueda de prensa.

Sin embargo, Abdi Mahamud, del Equipo de Apoyo de la OMS para la Gestión de Incidentes relacionados con la COVID-19, dijo que los Estados deben tomar decisiones sobre la duración de la cuarentena con base en su situación individual.

En los países con pocos contagios, un período de cuarentena más largo podría ayudar a mantener tan bajas como sea posible las cifras de casos, explicó. Pero en lugares con casos fuera de control, las cuarentenas más breves podrían justificarse para lograr que los países sigan funcionando, añadió.

El funcionario de la OMS dijo a los periodistas que es posible contagiarse al mismo tiempo de influenza y de COVID-19. Sin embargo, puesto que son dos virus diferentes que atacan al cuerpo de diferentes maneras existe «poco riesgo» de que se combinen para formar un nuevo virus.

De acuerdo con la OMS, hasta el 29 de diciembre de 2021 un total de 128 países habían reportado casos de la variante Ómicron. En Sudáfrica, país que registró un drástico incremento de casos seguido de una caída relativamente rápida, las tasas de hospitalización y defunción se han mantenido bajas.

Sin embargo, la situación no será la misma en otros países, indicó Mahamud.

«Aunque todos los estudios más recientes apuntan al hecho de que la variante Ómicron afecta el sistema respiratorio superior en lugar de los pulmones, lo cual es una buena noticia, los individuos con alto riesgo y los no vacunados todavía podrían enfermar gravemente por causa de la variante», añadió.

Mahamud dijo que la variante Ómicron podría superar a las demás variantes en cuestión de semanas, especialmente en zonas con un gran número de personas susceptibles, sobre todo de no vacunados.

En Dinamarca, indicó Mahamud, se requirieron dos semanas para que el número de casos se duplicara con la variante Alfa, mientras que con la variante Ómicron se requirieron apenas dos días.

«El mundo nunca ha visto un virus tan transmisible», dijo.

El Grupo de Expertos de Asesoramiento Estratégico sobre Inmunización (SAGE, por sus siglas en inglés) de la OMS va a reunirse el 19 de enero para revisar la situación. Los temas en la agenda de discusión incluyen el momento de las dosis de refuerzo, la combinación de vacunas y la composición de futuras vacunas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí