El presidente de Rusia, Vladimir Putin, firmó el 5 de agosto un decreto que prohíbe a inversionistas «hostiles» realizar transacciones con sus acciones en empresas y proyectos rusos estratégicos hasta fin de año.

El decreto, publicado en el portal oficial de información legal del país, prohíbe a los extranjeros asociados con «países hostiles» llevar a cabo cualquier clase de transacción con sus acciones y activos en empresas y bancos estratégicos rusos hasta el 31 de diciembre de 2022.

De acuerdo con el decreto, se prohíbe a los inversionistas extranjeros realizar transacciones con acciones en el proyecto de petróleo y gas Sakhalin-1 y el proyecto del yacimiento petrolero Kharyaginskoye.

El presidente ruso ordenó al Banco Central y al Gobierno elaborar una lista de todos los bancos que serán incluidos dentro del decreto en un plazo de diez días.

Como excepción, ciertas transacciones serán autorizadas sólo si son permitidas por el presidente ruso, y el decreto podrá prolongarse después de su fecha de vencimiento.

De acuerdo con el decreto, las medidas serán tomadas para proteger los intereses nacionales de Rusia y en respuesta a las acciones hostiles de Estados Unidos y otros países y organizaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí