Rusia ha confirmado la destrucción un depósito de armas, que almacenaba unas 45.000 toneladas de munición suministrada por la OTAN, en la región ucraniana meridional de Nikolaiev. Moscú dice haber atacado también múltiples objetivos en la región de Donetsk.

Ucrania y Rusia se han culpado mutuamente de un nuevo ataque a la central nuclear de Zaporiyia, en el sur de Ucrania, actualmente bajo control ruso. Es uno de los mayores complejos de energía atómica de Europa y genera una cuarta parte de la electricidad total de Ucrania. Rusia asegura que la planta está funcionando con normalidad después de los ataques.

Mientras tanto, otros dos cargamentos procedentes de los puertos ucranianos del mar Negro han atracado en Turquía. Llevan más de 160.000 toneladas de grano y se espera que se dirijan a China e Italia. Los envíos se producen tras las negociaciones separadas que llevaron a cabo Naciones Unidas con Ucrania y Rusia, tras advertir que la interrupción de las exportaciones podría provocar una grave escasez de alimentos en algunas partes del mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí