El caso es conocido por ser la mayor incautación de droga en la historia del país suramericano.

El Gobierno de Uruguay decidió inhabilitar a una empresa exportadora local que en 2019 intentó traficar 4,5 toneladas de cocaína ocultas en contenedores de soja que tenían como destino final Togo (África).

Según el medio local El Observador, que accedió a la resolución emitida el 1 de agosto de 2022, el Ministerio de Economía y Finanzas uruguayo resolvió aplicar la medida contra la compañía Camelia Sociedad Agraria, como sanción definitiva al intento de tráfico de drogas y por atentar «gravemente contra la salud pública, seguridad pública y confianza con el comercio exterior».

En total, la empresa pretendió sacar de Uruguay 4.417,7 kilogramos de cocaína a través de dos contenedores. Las autoridades encontraron 4.003 bloques del estupefaciente y evitaron que la droga saliera del país.

La incautación de la droga se efectuó entre los días 26 y 27 de diciembre de 2019 en el puerto de Montevideo, la capital del país. La cantidad del alijo, según las autoridades locales, tenía un valor en Europa de unos 1.000 millones de dólares. La exportadora era la única que hizo envíos de soja a Togo en 2019.

La empresa sancionada pertenece a Luis Gastón Murialdo Garrone, quien fue condenado en 2020 a más de ocho años de prisión por el delito de narcotráfico, pena que cumple junto a su hijo de 19 años.

Según la investigación, los contenedores partieron de Las Camelias, un establecimiento rural ubicado en el departamento de Soriano al oeste del país, lugar en el que las autoridades encontraron otra tonelada de cocaína y convirtió la operación en la mayor incautación de droga de la historia en Uruguay.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí