El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, declaró que no se sentará en una mesa de negociación con su par estadounidense, Donald Trump, para dialogar sobre el muro fronterizo. En ese sentido, analizó que se trata de un tema de la política interna de EE.UU. y que no se inmiscuirá en los asuntos de otros países.

«Nosotros queremos resolver el problema de la migración atendiendo las causas; estamos persuadiendo y convenciendo a EE.UU. que lo mejor es el desarrollo de los países centroamericanos», declaró López Obrador.

En esta línea, a partir del 1° de enero de este año el presidente mexicano hizo entrar en vigencia un programa especial para los municipios del norte de su país. Es decir aquellos que limitan con territorio estadounidense.

La iniciativa incluye la reducción del impuesto al valor agregado (IVA) de 16% a 8%, y del impuesto sobre la renta (ISR) de 38 a 20%, aunado al incremento al salario mínimo de 83 (4.23 dólares) a 176 pesos (6.42 dólares). «Yo estoy seguro de que esto va a ayudar mucho para terminar de retener a nuestros paisanos, compatriotas, que no se vean en la necesidad de emigrar», afirmó el presidente al anunciar estas medidas.

Más información, en breve.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here