Los 12 niños futbolistas y su entrenador atrapados en la cueva de Tailandia son rescatados

Los equipos socorristas, rescataron este martes a los últimos cuatro niños y su entrenador de fútbol atrapados en la cueva Tham Luang en el norte de Tailandia, concluyendo con éxito la operación de salvataje.

Las labores de rescate, se ejecutaron desde el día domingo. Al finalizar el lunes ya habían evacuado a ocho niños miembros del equipo Mu Pa (“Jabalíes salvajes”).

“12 jabalíes salvajes y su entrenador fuera de la cueva, a salvo”, confirmó el equipo de buzos tácticos de la armada tailandesa (Thai Navy Seals).

En el mismo comunicado, también se informa la permanencia de  cuatro socorristas dentro de la cueva que están próximos a salir. Los menores,  al emerger de la cueva, fueron  colocados en camilla y trasladados por aire al hospital de Chiang Rai, donde ya habían sido llevados sus ocho compañeros rescatados.

La cadena de televisión tailandesa Spring News, reportó que uno de los últimos en salir fue Chanin Wiboonrungrueng, quien con 11 años de edad era el más joven del grupo.

En total, 12 niños de entre 11 y 16 años de edad, y su instructor de 26, todos miembros del equipo de fútbol infantil Mu Pa (“Jabalíes salvajes”) se extraviaron en un extenso complejo en el norte de Tailandia el pasado 23 de junio. El incidente fue provocado por  las intensas lluvias de la temporada del Monzón, que inundó parcialmente la cueva mientras ellos estaban explorando su interior, dicha actividad es realizada de manera frecuente por residentes y turistas.

El grupo de jóvenes, estuvo desaparecido durante una semana, sin alimento, en la oscuridad y el frío, hasta que buzos tácticos lograron dar con ellos luego de atravesar casi tres kilómetros de recovecos y canales sumergidos.

De manera inmediata, fueron provistos de víveres y artículos de primera necesidad mientras se planeaba su rescate, dicho operativo involucró el aprendizaje de técnicas de buceo por parte de los niños para luego atravesar el difícil camino.

Al momento, autoridades reportaron que todos los jóvenes que llegaron al hospital Chiang Rai estaban en buen estado de salud e incluso pidieron comer “Pad Krapow”, un tradicional plato tailandés. La petición fue negada, ya que sus sistemas digestivos deben recuperarse tras el hecho de no comer durante una semana  y luego ingerir apenas algunas raciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here