Los Acuerdos de Paz firmados en 1992, el Castillo de Chapultepec, México, fueron fruto de las largas reuniones de negociación entre el gobierno en turno (a cargo de Alfredo Cristiani) y el FMLN, que dieron inicio en octubre de 1984.

Acuerdos de Paz, Chapultepec, México
Los Acuerdos de Paz de Chapultepec fueron un conjunto de arreglos firmados el jueves 16 de enero de 1992 entre el gobierno salvadoreño y el FMLN en el Castillo de Chapultepec, México, donde se puso fin a doce años de guerra civil en el país.

Un artículo denominado “La guerra civil en El Salvador” elaborado por el sacerdote jesuita, Ignacio Martín Baró, detalla que fuerzas insurgentes del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) anunciaron una ofensiva general a mediados de diciembre de 1980, donde invitaban a la población salvadoreña a incorporarse a los Comités de Defensa Popular y se les indicaba que debe prepararse y almacenar provisiones para los días venideros.

Se anunció también la salida al aire de “Radio Liberación”, voz oficial del FMLN, cuya misión consistía en «orientar al pueblo en las batallas decisivas que se avecinan».

En los primeros días de enero, la Fuerza Armada realizó varios operativos militares, tanto en zonas urbanas como rurales, además intensificó su patrullaje en todo el país. El 4 de enero, por ejemplo, realizó un gran operativo en la zona del Volcán de San Salvador, donde se dice que desmanteló un asentamiento guerrillero lo cual ocasionó varias bajas rebeldes.

Posteriormente, el 6 y 7 de enero, siempre en 1980, varios equipos militares desarrollaron un operativo aéreo militar en el Cerro Guazapa, donde posteriormente se informó a través de un despliegue informativo que se habían eliminado los “subversivos”.

Se considera que el conflicto armado En El Salvador, que se desarrolló entre 1980 y 1992, generó que en el país se propiciara un ambiente de crisis política y social durante la década de 1970.

El número de víctimas del Conflicto Armado en El Salvador ha sido calculado entre 75 mil muertos y desaparecidos. El conflicto finalizó, luego de un proceso de diálogo entre ambas partes, con la firma de los Acuerdos de Paz de Chapultepec, que permitió la desmilitarización de las fuerzas guerrilleras y su incorporación a la vida política nacional.

Durante 1981 con la Ofensiva General y en 1989 con la Ofensiva Hasta el Tope, la agrupación del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) intentó conquistar la ciudad capital de San Salvador junto a cabeceras departamentales. Sin resultados a favor, las fuerzas armadas rechazaron el ataque de los guerrilleros que bajaron de las montañas que rodeaban la capital, la lucha, en una ocasión, se extendió a pocas cuadras de la Casa Presidencial.

Según el Informe de la Comisión de la verdad elaborado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), las fuerzas gubernamentales fueron las acusadas en el 85 % de un aproximado de 22 mil denuncias recibidas entre casos de homicidios, desapariciones, violaciones, torturas, secuestros y lesiones, concluyendo después que fueron las responsables del 62 % de los asesinatos de civiles; mientras que los grupos paramilitares de extrema derecha, donde se encontraban los Escuadrones de la Muerte serían responsables del 35 % y los guerrilleros del FMLN, eran responsables de tan solo el 13 % de los asesinatos de civiles.

Entre los casos más destacados que resalta el informe realizado por la ONU se encuentran la masacre de El Mozote, el asesinato de monseñor Romero, el asesinato del Procurador General De la República en 1980, Mario Zamora, entre otros que tuvieron lugar durante el conflicto armado.

El proceso de paz

Los Acuerdos de Paz fueron el resultado de un largo proceso de diálogo entre el gobierno y el FMLN. Los primeros encuentros de diálogo se llevaron a cabo en La Palma, Chalatenango, en octubre de 1984, como primer lugar. En segundo lugar, en noviembre de 1984, en Ayagualo, La Libertad, donde presidieron el doctor Abraham Rodríguez y el doctor Rubén Zamora, ambos doctores por el gobierno y la guerrilla respectivamente.

En tercer lugar, el diálogo tomó lugar en Sesori, San Miguel, en septiembre de 1986, donde Rodolfo Castillo Claramount y Jorge Villacorta, representantes del gobierno y guerrilla respectivamente, presidieron el encuentro. Posteriormente, en octubre de 1987, en la Nunciatura Apostólica en San Salvador, bajo la mediación de monseñor Rivera y Damas; el gobierno fue representado por Fidel Chávez Mena, mientras que Salvador Samayoa a la guerrilla.

Acuerdos de paz
Celebración de los integrantes del FMLN frente a catedral Metropolitana. | Foto AFP – Francisco Campos

Años más tarde, en abril de 1990, se celebró una reunión de diálogo en Suiza, donde se firmó un acuerdo que determinó el conjunto de normas a seguir en el proceso de negociación y se demostró una voluntad por parte de ambos bandos, de alcanzar una solución política y negociada al conflicto de ese entonces. Además se fijaron los siguientes objetivos: terminar el conflicto armado por la vía política; Impulsar la democratización del país; garantizar el irrestricto respeto a los derechos humanos; reunificar a la sociedad salvadoreña.

En julio de 1990, en Costa Rica, se firmó el Acuerdo de San José, que consistía en establecer un compromiso para respetar los derechos humanos por parte de las fuerzas en contienda, poniendo fin a prácticas como los asesinatos selectivos y la desaparición forzada de personas.

Firma de los Acuerdos de Paz en Chapultepec, Ciudad de México

Años después, en 1992, En el Castillo de Chapultepec, Ciudad de México, se firmaron un conjunto de acuerdos, entre el gobierno y el FMLN, para poner fin a doce años de conflicto armado en El Salvador.

Lo que empezó en La Palma, Chalatenango, el 15 de octubre de 1984, culminó el 16 de enero de 1992 en el Castillo de Chapultepec, Ciudad de México, fueron firmados por el expresidente Alfredo Crstiani, el fallecido líder del FMLN Schafick Handal, el ex canciller Óscar Santamaría, el escritor David Escobar Galindo, y el ex comandante Roberto Cañas.

Los Acuerdos de Paz fueron un conjunto de arreglos firmados el jueves 16 de enero de 1992 entre el gobierno salvadoreño y el FMLN en el Castillo de Chapultepec, México, donde se puso fin a doce años de guerra civil en el país.

El documento final de los acuerdos se dividió en 9 capítulos, que abarcan 5 áreas fundamentales: modificación de la Fuerza Armada, creación de la Policía Nacional Civil, modificaciones al Sistema Judicial y a la defensa de los Derechos Humanos, modificación en el Sistema Electoral y adopción de medidas en el campo económico y social.

El cumplimiento de los acuerdos se dio bajo la tutela de una misión especial de la ONU, la cual dio un finiquito tras 3 años de gestión.

El cese definitivo del conflicto fue el 1 de febrero de 1992, bajo la supervisión de COPAZ y la presencia notable de ex comandantes del FMLN y sus antiguos enemigos formales. La Asamblea Legislativa aprobó una Ley de Reconciliación Nacional el 23 de enero de 1993, para que pudiera darse dicha reunión, a través de la cual el Estado de El Salvador se privaba de abrir causas legales contra combatientes de la guerra, creando una amnistía nacional.

El 15 de marzo de 1993 se publicó el informe “De la locura a la esperanza: La guerra de 12 años en El Salvador” por parte de la Comisión de la Verdad para El Salvador.


Ver también:

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here