El director del Instituto de Derechos Humanos de la UCA, el padre José María Tojeira, criticó las declaraciones de la futura ministra de Relaciones Exteriores, Alexandra Hill, en referencia a “no morder la mano de quién nos da de comer”.

Tojeira, a través de un artículo de opinión, afirmó que “los políticos generalmente no dan de comer; si acaso, cumplen con deberes estipulados en la Constitución, que obliga a dar una serie de prestaciones básicas”.

“Que una futura funcionaria haya afirmado públicamente que “no se muerde la mano de quien te da de comer” nos abre la oportunidad de reflexionar sobre los mordiscos que se dan habitualmente en El Salvador”, lamentó el director del IDHUCA.

El jesuita aseguró que es la gente quien se da de comer con su trabajo, y si ella (la gente) tiene problemas con el alimento no porque no quiera trabajar o porque no sude trabajando, sino que culpó a diversas situaciones que se combinan con la injusticia social, explotación y la falta de responsabilidad de las clases élites en el país. Enfatizó que el Estado tiene la obligación de proteger a las personas y procurar, a través de leyes, que reciban un salario decente.

La futura canciller, luego de su primer entrevista en un medio de comunicación, dijo que El Salvador ha tenido pésimas relaciones con el gobierno de los Estados Unidos y dijo que buscará mejorar las relaciones entre El Salvador y Estados Unidos, ya que con la actual administración han sido pésimas, según expresó.

Durante esa ocasión reiteró que «mejorar las relaciones con Estados Unidos» será una prioridad del gobierno del presidente electo. “¿Cómo vas a morder la mano que te da de comer, a un tercio de la población”, interrogó.


Ver también:

3 Comentarios

  1. Fuera genial que los campesinos nos dieran de comer pero aquí no producimos ni el 25% de lo que consumimos en frutas verduras y hortalizas, esos campesinos se fueron a la USA y hoy mandan dolares y ya no cultivan el campo, si existe deuda con los que aun siguen cultivando y nuestra comfianza esta puesta en que este gobierno ayude a aliviar esa necesidad dando créditos blqndos y promoviendo aun mas el agro

  2. Cuantos años se tardo Tojeira en reconocer eso. Pero a el tambien la dieron, le dan y daran de comer y mantener una vida de lujo, las altas cuotas que cobran en su universidad privafa.

  3. Tal parece que Tojeira jamás se ha acercado a la comunidad que se vio forzada a emigrar por la violencia y falta de oportunidades. Su supuesta indignación la hace desde su realidad privilegiada. Para que se dé cuenta que hay otra realidad le sugiero a este Sr. privilegiado que pregunte a cualquier expulsado de El Salvador cuál es su sentimiento respecto a la sociedad estadounidense que lo ha acogido cuando más lo necesitaba, ya que en su propio país su sobrevivencia simplemente a nadie le importaba. Lo que la canciller Hill hace es retomar el sentir y el pensar de ese pueblo en éxodo que la insensibilidad y lejanía de los privilegiados no pueden detectar por estar ensimismados en el disfrute de las mieles de sus importantes cargos. Tojeira se escandaliza porque le parece indigna la expresión de agradecimiento de los humildes. Si de verdad tuviéramos dignidad, estaríamos indignados por nuestra indiferencia a la migración forzada que nos da de comer, y que por desgracia oxigena a una economía autodestructiva de la que pocos sacan provecho. Este intelectual al igual que muchos de los salvadoreños dentro del país ni siquiera entienden la tragedia de la migración forzada. Por lo tanto, la narrativa de indignación que hacen es simplemente hipócrita y cínica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here