Un testigo criteriado de la Fiscalía General de la República (FGR), bajo el nombre clave «Noé», declaró una supuesta compra de votos por parte de ARENA y el FMLN hacia uno de los grupos delincuenciales más grandes del país: la Mara Salvatrucha (MS13).

El testigo, quien es un pandillero disidente, explicó cómo se cometieron homicidios, casos de narcotráfico entre otros ilícitos tras la denominada «Operación Cuscatlán» que la FGR y la Policía Nacional Civil (PNC) llevó a cabo en febrero de 2018 para desbaratar una red de lavado de dinero de la MS13.

El dinero que ARENA y el FMLN supuestamente entregaron a líderes de la pandilla ascendería a $225,500, con lo que buscaban un beneficio electoral en las elecciones presidenciales de 2014 y en las de alcaldes y diputados de 2015.

Según el testigo criteriado, ARENA concedió $69 mil dólares, mientras que el FMLN $156,500.

Las declaraciones fueron brindadas durante el juicio de la «Operación Cuscatlán», en el Juzgado Especializado de Sentencia A.

De igual manera, «Noé» dijo que cabecillas de la MS13 se reunieron con el diputado de ARENA y presidente de la Asamblea Legislativa, Norman Quijano, mientras este era candidato presidencial previo a las elecciones de 2014.

El testigo asegura que Quijano aclaró a los pandilleros que su campaña presidencial difundida en medios de comunicación y en las que se afirmaban lineamientos contra criminales, era solo «una cortina política».

En una reunión sostenida durante su campaña presidencial, el político arenero, en la que también participó el exdiputado Ernesto Angulo, se ofrecieron beneficios económicos.

Según el testigo, Norman Quijano les ofreció $1 millón a cambio de apoyo en las elecciones, mientras que Arístides Valencia, exministro de Gobernación en el Gobierno del FMLN, les habría ofrecido $100 millones para el mismo fin.

Sin embargo, el presidente de la Asamblea ha desmentido totalmente los señalamientos del pandillero y aseguró que nunca ha participado en reuniones con pandillas.

Por otro lado, Noé declaró que antes de concretar el apoyo hacia ARENA, se reunieron con el periodista Paolo Lüers y con el exmediador de la «tregua», Raúl Mijango, quienes dijeron que «ARENA estaba dispuesta a tener más diputados a toda costa», y acordaron que le entregarían $225 mil a la MS13.

Ante esto, el testigo asegura que ese dinero no llegó completo a la pandilla porque Mijango y Lüers se quedaron con parte de él, ya que los 2 les dieron el argumento: «nosotros también tenemos que comer».

Esta versión concuerda con un video que en el 2016 salió a la luz pública, sobre una reunión sostenida por políticos de ARENA con un grupo de pandilleros.

En dicho material se podía apreciar la supuesta propuesta del actual alcalde capitalino Ernesto Muyshondt y el exalcalde de Ilopango, Salvador Ruano, de ofrecer una nueva tregua a las pandillas si Quijano ganaba las elecciones presidenciales.

Tras la derrota del candidato tricolor en la primera vuelta de las elecciones, el actual parlamentario de ARENA prometió que su Gobierno ayudaría a las pandillas, de acuerdo con las revelaciones de Noé.

Por su parte, el presidente de la República, Nayib Bukele, reaccionó a las acusaciones en contra de Quijano y cuestionó a la Asamblea Legislativa en si abrirá una subcomisión para investigar al diputado Norman Quijano por financiar actos terroristas.

De igual manera, la diputada tricolor, Felissa Cristales, cuestionó al presidente del COENA, Gustavo López, sobre si a los acusados de negociar con las pandillas les pondrían alguna medida cautelar como a ella y a los diputados Milena Mayorga, Gustavo Escalante y Arturo Magaña.

Los cabecillas y colaboradores de la MS, capturados en la Operación Cuscatlán, en su mayoría en el municipio de Ilopango y Soyapango, ahora están enfrentando juicio en el Juzgado Especializado de Sentencia «A» de San Salvador acusados por los delitos de Lavado y Organizaciones terroristas.

Son más de 400 los sujetos ligados al Caso y debido a la magnitud de procesados, la mayoría está siguiendo el juicio en diferentes centros penales mediante vídeo conferencias.

Según las investigaciones de la FGR sobre la «Operación Cuscatlán», el dinero obtenido por las estructuras criminales fue invertido en drogas que luego generó suficiente recurso económico para que la MS pudiera acceder a la adquisición restaurantes, billares y bares en los municipios de Soyapango, Ilopango y San Salvador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here