La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó al Estado de El Salvador, por la criminalización arbitraria de Manuela al intentar acceder a servicios de salud reproductiva al enfrentar una emergencia obstétrica.

La CIDH dio a conocer la sentencia del caso de Manuela y familiares vs El Salvador, donde sostuvo que los obstáculos que existen en el país para acceder a salud reproductiva dan origen a violaciones de derechos como la vida, a la salud, protecciones y garantías judiciales, a estar libres de discriminación, y violencia de género, entre otros.

Asimismo, ordenó a El Salvador que regule la obligación de mantener el secreto profesional médico y la confidencialidad de la historia clínica, tomar las medidas necesarias para garantizar la atención integral en casos de emergencia obstétrica y desarrollar un protocolo que garantice la atención de estos casos.

También, estableció que el estado debe iniciar un proceso de reparación que beneficie a los familiares de Manuela.

Ante esto, la Colectiva Feminista expresó este martes en un comunicado, que Manuela es una mujer que perdió su embarazo en condiciones precarias “a causa de graves quebrantos de salud no diagnosticado por el Estado en 2008. Fue indebidamente denunciada por el personal médico que la atendió, durante la emergencia y fue detenida arbitrariamente”.

Por su parte, Catalina Martínez Coral, abogada del Centro de Derechos Reproductivos y quien además participó en la audiencia ante la CIDH en defensa de Manuela y sus familiares manifestó: “GANAMOS el caso de Manuela contra #ElSalvador. Manuela fue inocente, sufrió una emergencia obstétrica y fue criminalizada injustamente. Un estándar muy importante sobre secreto profesional médico: que les quede claro que ninguna mujer puede ser denunciada por sospecha de aborto”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here